El director del Centro de Investigación y Desarrollo Empresarial, Alberto Aldape Barrios, advirtió que la fórmula que se adoptó para un ahorro forzoso de los asalariados sobre la base de salario de cotización que recibe cada uno de ellos en el IMSS, es sólo un porcentaje que no alcanza para el sostenimiento al término de la vida laboral.

Aseveró que la mayoría de los trabajadores asalariados desconocen esta situación e incluso piensan que su salario vigente es el que recibirán cuando lleguen a la edad de la jubilación, lo cual no es verdad. “Quizá reciban un 30% de lo que perciben en la actualidad”, agregó.

“Se supone que ese porcentaje que se ahorra más los intereses que se generan alcanzarán para que tengan una jubilación con un ingreso que les alcance para cubrir sus necesidades. Sin embargo, las tasas de interés que se reciben no alcanzan a reponer la pérdida del poder adquisitivo del salario, aunado a que el nivel del ahorro de la población continua siendo muy bajo”.

Además, lo que hoy se percibe como bonos, vales o apoyos no cuentan, pues no hay aportaciones sobre esos recursos a las Afores y sólo es un porcentaje de lo que se cotiza al IMSS. Por esa situación, muchas personas tras la jubilación deben seguir trabajando en una actividad para compensar la falta de ingresos.

“Es importante que los jóvenes vean sus estados de cuenta de las Afores, cuyas empresas están obligadas a enviarlos dos veces al año, para que vean que es necesario el ahorro voluntario para garantizar la jubilación de manera adecuada”.

Las aportaciones voluntarias son del trabajador y puede disponer de ellas en caso de alguna emergencia. Es un ahorro que permitirá tener una buena jubilación cuando se retire del mercado laboral, ya que si no lo hacen tendrán que buscar un trabajo para poder solventar sus gastos.

Además, el director del CIDE expresó que las personas que se encuentran cercanas al retiro laboral, si no hicieron uso de sus recursos del Infonavit, los pueden solicitar para que se los entreguen como parte de su ahorro realizado durante el periodo trabajado.

“Es importante que los jóvenes vean sus estados de cuenta de las Afores, cuyas empresas están obligadas a enviarlos dos veces al año, para que vean que es necesario el ahorro voluntario para garantizar la jubilación de manera adecuada”.