Inspira a mexicanos

CDMX.- El líder de la banda irlandesa U2 consideró que la unión es la herramienta que puede sacar adelante a México de los problemas de violencia.
Bono fue ayer el invitado sorpresa en la edición 2019 de México Siglo XXI, la jornada de conferencias que organiza Fundación Telmex para sus becarios, realizada en el Auditorio Nacional.
«Tenía un presentimiento al venir aquí, sentía la emoción en el aire de la gente joven lista para llevar a México al siguiente nivel, aquí tienen mucha violencia, pero se puede cambiar, no se trata de una sola persona o una personalidad.
«Es por medio de los movimientos sociales que nos convertimos en poderosos, cuando trabajamos juntos, cuando gente que nunca imaginaste coincide por lo mismo», expresó la estrella, con lo que arrancó los aplausos de los 10 mil estudiantes que llegaron el recinto.
Con esta labor, el irlandés de 59 años ha podido reconocer la importancia de trabajar siempre en equipo, algo que traduce a su vida personal y profesional.
«Creo que es muy bueno soñar en grande, siempre y cuando tengas ideas y estrategias claras, además de las personas correctas para empezar el camino. Yo sería sólo un cuarto de lo que soy sin mis compañeros de U2 y sería la mitad del hombre que soy sin mi esposa Ali, nos motivamos mutuamente.
«Hay una frase de Nietzsche que uso mucho en mi vida: ‘Para que algo grande tome lugar se requiere mucha obediencia en la misma dirección’. Eso ha sido U2 por 14 años y eso es lo que necesitamos empezar a hacer para cambiar el mundo», destacó.
También hizo reír a la audiencia cuando se despidió, pues pronunció una frase popular en español y, aunque la dijo mal, todos le entendieron: «Todo para mal mezcal y todo bien también». (Fernanda Palacios/ Agencia Reforma)