El fiscal general del Estado, Jesús Figueroa Ortega, no descartó que agentes ministeriales puedan llevar a cabo cateos en chatarreras, cuando haya indicios de que ahí se comercializa mercancía robada.
Explicó que como parte de las investigaciones que realiza por robo, la Fiscalía visita estos negocios de manera constante, si bien no son el único lugar en donde se busca cuando se trata de rastrear vehículos desmantelados o cuando se intenta localizar productos o instrumentos específicos que fueron robados.
Admitió que a los propietarios de estos negocios les causa incomodidad ese tipo de acciones, sin embargo no hay actuación arbitraria de la autoridad ni se incurre en actividad ilícita, sino que se busca información y esos sitios son puntos clave para ello.
Reconoció que al momento no se han encontrado mercancía ni artículos producto del robo y por lo tanto las revisiones de investigaciones concluyen en eso, un parte sin novedad respecto de lo que se buscaba.
No obstante, tras los señalamientos constantes que se hacen ante la Fiscalía de supuesta presencia de productos robados en las chatarreras, entre otros lugares, se acude a supervisar y constatar o no, la información recibida.
En ese sentido, Figueroa Ortega sostuvo que en las revisiones, las partes de autos, motores y demás deben ser acreditadas con facturas que comprueben su legítima propiedad y en tanto ello se coteja, no procede ninguna otra acción.
Dejó en claro que esto no quiere decir que cualquier día no se pueda realizar algún cateo porque al ser un local comercial, las autoridades judiciales pueden permitir a los agentes ministeriales el ingreso, cateo general y en su caso el aseguramiento de artículos.
Insistió en que eso no se lleva a cabo de manera arbitraria, sino que en su caso se procede con un sustento judicial y el razonamiento ante los propietarios del tipo de supervisión que están cumpliendo y que permitiría esclarecer delitos.