Estudiantes de la Escuela Normal Rural de Cañada Honda “Justo Sierra Méndez” realizaron una marcha mitin para recordar el primer aniversario de los hechos de represión policíaca que sufrieron alumnos de Tiripetío, Michoacán. A un año, afirman las alumnas que aún persisten las carencias al interior de la institución y reiteran que continuarán su lucha por garantizar que no sea mixto el plantel y que no disminuya la matrícula.

La tarde de este sábado, un grupo de 400 estudiantes normalistas realizaron una marcha que inició en el cruce del bulevar a Zacatecas y Luis Donaldo Colosio, cuyo contingente se dirigió hasta la Plaza de la Patria, en el Centro de la ciudad, donde efectuaron un mitin y un evento cultural.

Las estudiantes de la Normal Rural “Justo Sierra Méndez” de Cañada Honda estuvieron acompañadas y apoyadas por alumnos de otras escuelas normales rurales, tales como de Saucillo, Chihuahua; Sonora; Atequiza, Jalisco; San Marcos, Zacatecas; San Luis Potosí; Tiripetío, Michoacán; Estado de México; Chiapas; y Ayotzinapa, Guerrero.

Las normalistas reiteraron que este evento fue para conmemorar el movimiento realizado hace justamente un año que culminó con la represión por parte de elementos de la Policía Municipal el 9 de junio de 2017 en contra de alumnos de Tiripetío, Michoacán, enfatizando en todo momento que su actuar no es político y no tiene que ver con ningún partido político.

A un año de los hechos, las estudiantes reiteraron que mantendrán su lucha por garantizar que en la Normal “Justo Sierra” se respete la matrícula de 120 lugares, que siga siendo sólo para mujeres y que se vayan resarciendo las carencias que aún tiene dicha institución.

Sobre los chicos agredidos de la Normal de Tiripetío, Michoacán, afirmaron que están bien, además de lamentar que las autoridades no se hicieron cargo de los golpes que les propinó la autoridad municipal. “Sí fue algo injusto. Los compañeros perdieron varias clases importantes que pudieron haberles ayudado en su formación como maestros. Hoy en día están bien, están seguros y están entre nosotros, lo cual nos da mucha alegría”.