Érika Hernández 
Agencia Reforma

Campeche, México.- Sólo aquellos que ignoran o no conocen las realidades de otras latitudes, no podrán apreciar el avance que como nación hemos tenido, argumentó el presidente Enrique Peña Nieto al despedirse de los campechanos.

“Y perdón que lo diga siendo Presidente de México, porque la alabanza en boca propia es vituperio, pero puedo sí sentir el orgullo y satisfacción de que mi gobierno ha cumplido a cabalidad y ha hecho su contribución para que México avance, dejamos un México con más avance y más desarrollo”, soltó.

El Primer Mandatario fue recibido con aplausos prolongados y los gritos de “¡Peña!, ¡Peña!, ¡Peña!” por los más de mil campechanos invitados por el Gobierno estatal.

Peña Nieto les aseguró que se va satisfecho de su misión cumplida, y que en los seis años que “sabiamente” el Constituyente decidió para un gobierno logró hacer muchas obras y concretar infinidad de proyectos.

El mexiquense arrancó su discurso con una frase de su ex Presidente favorito, Adolfo López Mateos, para adecuarla a su sentir: “El hombre pasa, pero la obra queda”.

En tono nostálgico, justificó que llegaba tarde porque se quedó observando la luna llena que se mezclaba con el atardecer.

También se mostró bromista, pues elogió a los Gobernadores de Campeche y Tabasco, además de asegurar que les deja un cheque listo, pero deberán ver si su sucesor lo aprueba.

“Uno, con una muy buena retórica, si me lo permite señor Gobernador (el tabasqueño Arturo Nuñez), y otro, que es capaz de matar a un burro a pellizcos en esta intensa gestión del Gobernador (el campechano Alejandro Moreno)”, acotó.

Luego de escuchar a Nuñez afirmar que la República les hizo justicia a los sureños al tener un Presidente de esta región, pues Andrés Manuel López Obrador es tabasqueño, Peña dijo estar seguro de que será un Mandatario comprometido con esta zona.

Por su parte, Moreno aseguró que mantendrá con el próximo Presidente una relación respetuosa y de intensa gestión.

El Mandatario inauguró a distancia tres obras de Campeche y una de Tabasco, el Libramiento Villahermosa, la cual, dijo, quedará listo en dos semanas.