México no tendrá un fiscal general que solape corruptelas. Ricardo Anaya Cortés, presidente del Partido Acción Nacional, sostuvo que las filtraciones sobre su patrimonio y el de la familia de su esposa está orquestado desde el Gobierno Federal, pues buscan presionarlo para que se designe a un fiscal general a modo; por tanto, advirtió que no cederán y que el PAN va a dar esta batalla por el bien de México, para que una persona sin filiación partidista asuma el cargo de investigar todos los delitos de corrupción por los próximos nueve años.
Recordó que el fiscal general será la persona encargada de investigar todos los delitos federales en el país, como narcotráfico, enriquecimiento ilícito y corrupción, por ello al Gobierno Federal le molesta el rechazo al pase automático del actual titular de la PGR, Raúl Cervantes Andrade –anteriormente senador por el PRI– para convertirse en fiscal general.
Con respecto a las filtraciones periodísticas en su contra, Ricardo Anaya sostuvo: “en política no hay casualidades, no tengo ninguna duda de que este ataque artero, tramposo, difamatorio, está orquestado desde el Gobierno Federal en mi contra y el contexto es clarísimo, estamos en este momento en la discusión de quién va a ser el fiscal general de la nación por los próximos nueve años”.
Indicó que el día que se estaba votando el asunto, recibió en un mensaje una amenaza de que se inventaría un escándalo sobre el patrimonio de mi familia política; sin embargo, advirtió que “bajo ninguna circunstancia aceptaremos que sea fiscal general alguien que tenga militancia partidista”.
Por último, el presidente nacional del PAN dijo que es falso que el patrimonio de la familia de su esposa se haya formado en los últimos 14 años, pues organismos como la Federación Mexicana de Hoteleros y la Coparmex han señalado que es un patrimonio que se ha formado en más de 50 años.