Este intenso cierre de ciclo escolar 2017-2018 que se encuentra en la entrega de calificaciones y de certificados de estudio, se junta con el proceso de inscripciones del siguiente año lectivo; la directora de Servicios Educativos del IEA, María de Lourdes Carmona Aguinaga, admitió una diversidad de dificultades porque persiste la cultura de los padres de familia de querer inscribir a sus hijos en estas fechas, lo cual ya no es necesario.

Agregó que el lugar que ya fue asignado a sus hijos se encuentra garantizado y las escuelas están obligadas a esperar hasta el 30 de septiembre de 2018 para que los estudiantes se presenten al plantel educativo, motivo por el cual los padres de familia pueden estar perfectamente tranquilos de que llevarán el 20 de agosto a sus hijos a la escuela y los recibirán con total seguridad.

La funcionaria explicó que en el pasado había proceso de inscripción en julio, pero ese ha desaparecido. Sin embargo, reconoció que existen directivos de escuelas que andan diciendo que se encuentran en etapa de inscripciones a su plantel, cuando eso ya no es necesario por mandato del Instituto de Educación de Aguascalientes.

“Hasta ahora se desconocen las intenciones de la conducta de esos directivos, pero una de las causas presuntas es el cobro de las cuotas voluntarias de los padres de familia, de las cuales tampoco es el tiempo para solicitarlas a los papás, hay que esperar a la conformación de las mesas directivas de la AEPF”, advirtió.

Es importante insistir en que los documentos de los estudiantes de nuevo ingreso fueron llevados en febrero pasado, y para el resto de los alumnos, la inscripción ya es automática y no deben realizar ningún proceso extra, recalcó.

Asimismo, enfatizó que las mamás y los papás mantienen la idea de que deben ir este mes a la escuela, pues quieren tener el recibo de inscripción para estar tranquilos de que su hijo está inscrito en la escuela. Sin embargo, insistió en que el proceso de las inscripciones fue en febrero y así seguirán siendo en los siguientes años.

Ya no hace falta un proceso de inscripción, no es necesario recoger la boleta y entregarla, recalcó la directora de servicios educativos del IEA. “Este es el segundo año en que se aplica este nuevo sistema, en donde la inscripción sucedió desde el mes de febrero, sin embargo, todavía hace falta una mayor difusión entre los padres de familia de todo el estado para que tengan claro que este proceso sucederá cada mes de febrero”, concluyó la maestra María de Lourdes Carmona.