El Heraldo de Aguascalientes

Inoportuno y excesivo el incremento en casetas

Ana Silvia Lozano Galindo
El Heraldo

Los empresarios del autotransporte de carga reprobaron la actualización de las tarifas de peaje realizada en la red carretera de Caminos y Puentes Federales, pues representa un severo golpe a la operatividad del sector.
Su presidente local, Roberto Díaz Ruiz aseguró que el alza de hasta el 34% en algunos segmentos de la red, aunado al incremento de casi el 7% aplicado ya a partir del primer día del año, pone en riesgo el crecimiento del sector y del abasto nacional.
En entrevista, consideró que no hay fundamento alguno para aplicar los aumentos que entraron en vigor a partir del pasado 7 de septiembre y que constituyen un fuerte impacto al tema de costos y operación de la industria del autotransporte de carga.
Indicó que el sector se ha estremecido en todo el país ya que la planeación de actividades, crecimiento y planteamientos de metas para el 2018 se realizado considerando que luego del gasolinazo del 2017, no vendría otro más este año, sobre todo por ser electoral.
De tal manera que en las reuniones de transportistas, el acuerdo fue en el sentido de aguantar este año únicamente agregando el índice inflacionario a los costos operativos que tenía cada empresa.
Es decir, se dio por descontado que siendo un año electoral y estando el gobierno en funciones interesado en dar continuidad a su proyecto, no iban a seguir los incrementos ni en gasolinas ni en peajes.
“La equivocación fue del tamaño del mundo”, expresó Díaz Ruiz, al recordar que, en promedio, el gasolinazo se ha dado “por goteo” y desde enero a septiembre alcanza ya entre el 14 y el 19% de incremento, según las zonas del país.
En tanto que la actualización de las tarifas del peaje, además del 7% del inicio de año, representan un alza del 14 al 34%, lo cual desfasa los proyectos y metas planteados por las empresas del sector.
La peor parte es que a estas alturas del año ninguna cliente permitirá un alza en las tarifas del servicio, que además no puede ni siquiera acordarse al seno del sector pues la Comisión Federal de Competencia los sancionaría, incluso con pena corporal, concluyó.