Aguascalientes permanece en la zona más alta en el precio del combustible a nivel nacional y por si fuera poco, en el municipio de Calvillo la tarifa es treinta centavos más cara.
Así lo señaló el presidente de la Cámara de la Industria del Autotransporte (Canacar) Aguascalientes, Roberto Díaz Ruiz, al expresar que es incomprensible por qué en esa demarcación el flete eleva a ese grado.
En entrevista, consideró que si bien es una situación que como consumidores no podemos cambiar, sí debemos estar atentos a la actuación de las autoridades en su relación con la entidad.
“Y es que Aguascalientes debe ser tratado de una mejor manera en muchos temas, porque somos proporcionalmente de los estados que más aportamos al Producto Interno Bruto nacional, año con año”.
De tal manera que parece un “castigo” al estado tener una situación de tanta presión en materia de combustibles, a pesar de ser una entidad que ha aportado permanentemente a la Federación.
En ese sentido, dijo que por si fuera poco hay aquí el acecho del mercado negro de combustibles que hoy en día está teniendo su mayor representación en el estado de Guanajuato.
Hidalgo es otra entidad donde el “huachicol” ha cobrado mucha fuerza y al ser también un territorio de la zona de influencia, representa un riesgo para que el combustible ilegal trate de infiltrarse en esta entidad en busca de mercado.
Roberto Díaz Ruiz consideró que salvo casos aislados detectados y combatidos con oportunidad en algunas comunidades del estado, el tema de “huachicol” aquí no tiene cabida.
“Por un lado, porque los empresarios formales no están interesados en inmiscuirse en esa agenda ilícita, y por otro, porque los informales no tienen capacidad para sacar provecho del negociazo en que se ha convertido ese tema”.
De ahí que hasta el momento no se sabe de ninguna empresa ni gasolineras que estén involucradas y cuando mucho habrá quienes desde la informalidad hayan podido comprar algo que les significó un ahorro eventual y a los vendedores, la ocasión para comer ese día, concluyó.