Saúl Alejandro Flores

Mis estimados lectores ahora abordaré la propuesta de que las autoridades estales asuman la función de brindar una fortaleza a sus municipios en específico a sus organismos operadores, así que comencemos con el tema. Hacer frente a la problemática en los organismos operadores, demanda un esfuerzo por parte de las autoridades estatales, generan una estrategia y política al respecto, la cual iré desglosando en estas semanas, podríamos partir de que se requieren Reglas de Operación para establecer los mecanismos de apoyo y financiamiento de las acciones para eficientar la prestación de los servicios de agua potable, alcantarillado y saneamiento, bajo un esquema de condiciones e incentivos que las instancias municipales deben adoptar como un proceso continuo de mejoramiento.
La atribución de proponer criterios y políticas de asignación de apoyos estatales para los sistemas de agua potable, drenaje, alcantarillado, tratamiento y disposición de aguas residuales para mejorar la prestación de los servicios de agua potable, alcantarillado y saneamiento en los municipios, establece una labor sumamente compleja dada la extensión territorial, la disponibilidad del agua, la cantidad de localidades a atender, su dispersión, su tamaño y la carencia de recursos económicos suficientes entre otros factores.
Por tal situación, los recursos tan limitados deben orientarse a aquellos municipios y localidades en donde se identifiquen las mayores necesidades y se obtenga el máximo de resultados; para ello, es necesario realizar la priorización de los municipios a incorporar estableciendo políticas de apoyo con un sentido estricto de equidad y considerando un amplio conjunto de condiciones e incentivos tales, que las instancias municipales adopten un proceso continuo de mejoramiento en la calidad de la prestación de los servicios de agua potable, drenaje, alcantarillado, saneamiento y disposición y reutilización de las aguas residuales tratadas.Lograr lo anterior, implica contar con un adecuado sistema de indicadores de seguimiento y avance que observar la evaluación de dichas mejoras, y que al mismo tiempo, permita tener una visión particular acerca de la evolución del sector en su conjunto.
Para la evaluación que se establece en las Reglas de Operación, es necesario el estricto seguimiento de las tendencias de los indicadores en el tiempo, permitiendo el control estadístico y por comparación entre los Ayuntamientos y/o prestadores de los servicios para que en función de las metas alcanzadas obtengan el acceso a los diversos apoyos y programas operativos que preste la autoridad estatal. A partir de las reformas y adiciones al artículo 115 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos se otorgó mayor autonomía a los Municipios, estableciéndose la responsabilidad de prestar los servicios de agua potable, drenaje, alcantarillado, tratamiento y disposición de aguas residuales; observando lo dispuesto en las Leyes Federales y Estatales.
Estos servicios se ven condicionados por la disponibilidad del agua que ha sufrido una severa disminución en términos per cápita, debido principalmente al crecimiento demográfico y a un manejo poco eficiente del recurso. La contaminación y la sobreexplotación se han convertido en un problema difícil de solucionar; las descargas de aguas residuales sin control y sin tratamiento contaminan en forma severa acuíferos, ríos y lagos. El uso eficiente del agua, su abastecimiento con calidad y el saneamiento de las aguas residuales deben ser de las más altas prioridades de un gobierno estatal y dirigir sus acciones para mantener, complementar y aumentar la infraestructura de alta calidad en estos servicios; atendiendo y reforzando la infraestructura hidráulica para satisfacer los requerimientos de la ciudadanía.
Con el fin de hacer frente a la creciente demanda de estos servicios, se debe elevar la eficiencia de los sistemas Municipales, impulsando la creación de los organismos operadores, fortaleciéndolos para el manejo integral de los mismos y eliminar gradualmente los subsidios, así como proporcionar agua con calidad adecuada para los diversos usos y fundamentalmente para el consumo humano. Para lograr lo anterior, deben establecerse como parte de un marco regulador las Reglas de Operación, las cuales deben aplicarse para los municipios del cualquier Estado que se incorporen a los apoyos y programas operativos que deben implementarse.
Deben establecerse objetivos tales como: 1. Apoyar a los municipios conforme a los componentes establecidos en las Reglas citadas, con el propósito de crear, fortalecer y consolidar los Organismos Operadores responsables de la administración y operación de los servicios de agua potable, alcantarillado, saneamiento y reutilización de las aguas residuales tratadas. 2. Apoyar el desarrollo y fortalecimiento de las instancias municipales prestadoras de los servicios en la planeación, construcción, operación, administración y mantenimiento de los sistemas contribuyendo a elevar permanentemente las coberturas. 3. Orientar los subsidios hacia acciones para el mejoramiento de la eficiencia física, comercial y financiera, a la ampliación de los servicios de agua potable y alcantarillado; así como al desarrollo de infraestructura de saneamiento que contribuyan a mejorar las condiciones del medio ambiente, preferentemente en aquellas acciones que aminoren la contaminación de los cuerpos receptores. 4. Coadyuvar con los municipios para el mejoramiento cuantitativo y cualitativo en la prestación de los servicios de abastecimiento de agua potable, alcantarillado y saneamiento. 5. Concertar con los municipios las acciones de desinfección del agua para uso y consumo humano, incrementando la cobertura de vigilancia a los sistemas de abastecimiento y manteniendo los niveles de desinfección de acuerdo a la normatividad. 6. Contribuir al saneamiento integral de los municipios. 7. Fomentar la cultura eficiente del agua en los usuarios y prestadores de los servicios municipales para alcanzar patrones de consumo más eficientes, así como del pago por los servicios. 8. Ampliar los canales de participación de la sociedad en el uso racional y eficiente del agua.
La siguiente semana continuaremos con esta temática por la importancia que reviste al incidir en acciones que permitan que en México y Aguascalientes el agua nos alcance.

Comentarios: [email protected]

¡Participa con tu opinión!