Inician una vida juntos

Ante la imagen sagrada de San Antonio de Padua, Alfredo Díaz de León y Karen Lizbeth Macías Juárez intercambiaron promesas de amor, respeto y fidelidad.
La pareja dio fin a la etapa de noviazgo, y de esta manera fundó su propia familia, por lo cual los contrayentes pidieron a Dios, les conceda la gracia de ser felices y permanecer unidos para siempre.
Además de sus familiares y amigos más cercanos, Alfredo contó con la grata compañía de sus queridos padres, Adalberto Díaz de León y Altagracia Díaz de León; mientras que Karen Lizbeth también compartió inolvidables momentos con sus papás, Vicente Macías Velasco y María Teresa Juárez Zamarripa.
Después de recibir la bendición sacramental, los nuevos esposos, salieron al encuentro de sus seres queridos, de quienes recibieron felicitaciones, así como deseos de felicidad y éxito en su vida matrimonial.

¡Participa con tu opinión!