Inicia Ximena su juventud

Ximena Reyes Ponce abandonó la etapa infantil, al cumplir quince años de feliz existencia.
Para dar gracias a Dios por los favores recibidos, la quinceañera arribó a la capilla del Sagrado Corazón de Jesús (Los Fresnos), donde se llevó a cabo la misa de acción de gracias, en la que estuvieron presentes los familiares y amigos más cercanos a la joven, quienes se unieron a ella en oración, pidiendo a Dios, le conceda la gracia de disfrutar plenamente la etapa de la juventud.
Más tarde, el salón Acacia enmarcó elegante recepción en honor a la quinceañera, lugar en el que gratamente convivieron sus seres queridos, entre ellos sus papás, Alberto Reyes Martínez y María del Carmen Ponce Martínez, así como sus padrinos, Joel Gallo Velasco y Marissa Ponce Martínez.