Por Rubén Torres Cruz

En intensa gira de trabajo, el gobernador Martín Orozco Sandoval encabezó las acciones de reforestación del Bosque de Cobos-Parga. Además, en el municipio de Calvillo, realizó la entrega de apoyos agrícolas, de infraestructura deportiva así como de obra pública.
A temprana hora, el mandatario estatal, acompañado de su comitiva y de voluntarios, realizaron los trabajos de reforestación de la reciente Área Natural Protegida, donde fueron plantadas mil 500 especies en total, principalmente de huizaches y mezquites. Conmemorando el Día del Árbol, el mandatario estatal reiteró el llamado a cuidar los pulmones naturales de la entidad, dada la importancia que tienen. Exhortó a los ciudadanos a sumarse a las acciones de reforestación, que serán constantes en la administración estatal.
El Bosque de Cobos-Parga es una superficie compuesta de 176 hectáreas, donde existen más de 120 especies entre huizaches, mezquites y nopaleras, además es una zona natural donde conviven más de 60 especies animales.
Posteriormente, Orozco Sandoval se trasladó al municipio de Calvillo, donde realizó la entrega de apoyos del Programa de Equipamiento Rural Agrícola, que permitirá elevar la producción de parcelas, con desmalezadoras y mochilas aspersoras, así como apoyo para cercos perimetrales que cubren una extensión de 285 kilómetros y paquetes tecnológicos para el fortalecimiento de plantas de diversos cultivos en una superficie de 3 mil hectáreas. La inversión alcanzó los 7.5 millones de pesos. También en el mismo municipio entregó infraestructura deportiva y dio por concluidos los trabajos de pavimentación y sistema hidráulico.