La Dirección de Salud Pública Municipal arrancó su Operativo que funcionará durante la Cuaresma que inicia hoy, donde 58 vendedores ambulantes que ofrecen productos del mar en vía pública serán vigilados de cerca para garantizar condiciones de higiene en equipamiento, utensilios y personal, además de la procedencia de los productos.
Federico Moreno Flores, director de esta dependencia, señaló que este operativo tiene el propósito de garantizar la higiene en la preparación y venta de estos productos mediante revisiones periódicas del Departamento de Regulación Sanitaria. Agregó que se tiene un registro de 35 vendedores ambulantes de pescados y mariscos, que ofrecen sus alimentos en la vía pública, así como 23 de tipo flotante que se instalan en los diferentes tianguis del municipio.
El funcionario informó que además de supervisar medidas de higiene, se examina el olor, color, textura y temperatura de los productos; que se conserven sobre camas de hielo, y también su procedencia. “Somos muy meticulosos en este aspecto porque es nuestro deber garantizar al consumidor un producto de calidad y evitar riesgos a la salud, como intoxicaciones o enfermedades gastrointestinales”.
Finalmente, destacó que los requisitos que debe cumplir un expendedor ambulante: contar con un permiso de la Presidencia Municipal, además de tener la constancia vigente del Curso de Manejo Higiénico de Alimentos.

¡Participa con tu opinión!