EINDHOVEN, Holanda.- Para lograr su primer triunfo en esta Champions League, Hirving Lozano y el PSV tendrán que descifrar un rompecabezas italiano.
Luego de la presupuestada derrota ante Barcelona, el conjunto granjero recibirá hoy, y en casa, al Inter de Milán, una escuadra que le genera respeto al estratega Mark van Bommel, quien más que un partido, espera una partida de ajedrez ante los nerazurri.
“Cuando juegas contra el Inter y otros equipos italianos, sabes que será algo serio. Vas a tener mucho el balón, pero de repente van a pegar muy fuerte”.
“Es un cliché, pero difícilmente los equipos italianos van a tener victorias bonitas. Son triunfos apretados. Cualquier detalle es decisivo en este torneo, sobre todo cuando juegas contra un equipo italiano”, comentó Van Bommel.
PSV tendrá disponibles al “Chucky” Lozano y a Erick Gutiérrez, pero será Hirving quien podría salir como titular ante los italianos.
Los holandeses ya enfrentan la presión de sacar la victoria al no registrar puntos en el Grupo B.
En tanto que el Inter llegará al Philips Stadion con equipo completo, incluidos los zagueros Danilo D’Ambrosio y Sime Vrsaljko, quienes eran duda por lesión.
“El PSV es un equipo que intenta sacar el mayor provecho de sus cualidades físicas y a través de la velocidad de sus delanteros. Nos hemos preparado bien mentalmente y ahora tenemos que acostumbrarnos a partidos de este calibre”.
“La mejor manera de afrontar estos partidos es querer ganarlos”, comentó el estratega del Inter, Luciano Spalletti. (Staff/Agencia Reforma)