Axel Romero
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Anualmente mueren en todo el mundo 2.78 millones de personas y 374 millones resultan lesionadas o enfermas como consecuencia de actividades laborales, de acuerdo a datos de la Organización Internacional del Trabajo.
Al pensar en el bienestar de los trabajadores, sobre todo de aquellos involucrados en industrias mineras, de construcción y manufactureras, la ingeniera química Susana Ruiz y el ingeniero civil Patricio de Villa desarrollaron durante 3 años, junto con Luis Eduardo Garza, una solución que previene de accidentes.
Comenzaron con un chaleco inteligente, el cual no funcionó porque debía colocarse debajo de la ropa para obtener el registro de sus signos vitales. La vestimenta era pesada y las rotaciones entre obreros complicaban su uso.
“De repente se nos ocurrió que fuera en el casco y que en tiempo real alertara al trabajador de sus condiciones, porque a la altura del casco está el oído, los ojos, la nariz y así podemos detectar todo: gases tóxicos, temperatura, humedad, ruido, iluminación”, explicó Susana Ruiz, COO de Prysmex.
De ahí surgió Prysmex, empresa que diseñó un casco con un dispositivo cuyos sensores detectan factores en el ambiente y, a través de antenas de radiofrecuencia colocadas alrededor de la planta, transmite los datos para advertir si los trabajadores se encuentran en una zona de riesgo.
Después de volar un drone por la planta y de utilizar planos generados con AutoCAD, Prysmex traza y modela en 3D las dimensiones de las plantas de sus clientes para ubicar a los obreros geográficamente mediante la triangulación de la radiofrecuencia emitida por las antenas al crear una red mesh, sin necesidad de internet.
Con 10 centímetros de alto y casi 6 de ancho, las antenas no requieren de grandes sacrificios en su instalación, pues solamente necesitan una conexión eléctrica para mantenerse en funcionamiento.También se puede aprovechar el GPS de los celulares de los empleados para indicar su ubicación al descargar una aplicación, disponible en plataformas iOS y Android.
En la app, los trabajadores también pueden reportar cualquier acto o condiciones inseguras, para prevenir accidentes, o proponer ideas de mejoras o incluso reconocer el esfuerzo de algún compañero.
“De esa forma se crea una cultura de seguridad entre todos, de estar siempre viendo el uno por el otro, y estar viendo qué se puede mejorar en la planta y evidenciar desde el más bajo hasta el más alto nivel de la organización. Todos saben lo que está pasando en su planta”, comentó Susana Ruíz, de 26 años.
Al levantar un reporte con la app de Prysmex se indica si se trata de una condición insegura o una cuestión de mantenimiento, para después adjuntar una foto, indicar la ubicación en el mapa y se responde un formulario para generar analítica y llevar un registro de la planta y así poder compararla con otras.
Reportar el acto inseguro realizado por un compañero también es importante, ya que la plataforma lleva un historial de malas prácticas de cada obrero para determinar si requiere más capacitación o si se deben tomar otras medidas.
“Son los que principalmente causan accidentes. Son los que normalmente no se ponen el arnés, no se puso el casco, la escalera la está usando mal. Esos actos son los que normalmente causan los accidentes, así que es súper importante que se registren”, explicó la COO de Prysmex.
Engañar al dispositivo es complicado, ya que la plataforma detecta cuando un empleado se quita el casco. A su vez, las ‘geocercas’ son áreas de las plantas delimitadas para dar acceso a algunas personas por fechas determinadas.
De acontecer algún accidente, los empleados pueden apretar un botón físico en el casco para emitir una señal de auxilio, visible para todos los compañeros para que acudan a su asistencia al quitar todos los elementos del mapa para enfocarse en la emergencia.
Las necesidades del cliente determinarán si cuando ocurra un accidente se contacte automáticamente a algún centro de emergencia para agilizar los procesos de atención a catástrofes.
Prysmex se encuentra San Pedro Garza García, Nuevo León. Su crecimiento fue originado con el programa de aceleración de empresas NAVE de Axtel. Por el momento sólo operan en México, pero están realizando pruebas en Sudamérica y Europa para expandirse en los próximos meses.

Así funcionan los cascos
-Su batería se carga cada 24 horas.
-Cada 8 segundos los cascos envían información a la plataforma.
-El dispositivo de Prysmex pesa aproximadamente 90 gramos.
-Requieren mantenimiento cada 6 meses para comprobar las correctas mediciones de los dispositivos.
-Están buscando la certificación IP65 de resistencia al agua, es resistente a golpes.

Ventajas
-En la plataforma se pueden establecer “planes de acción”, tareas que deben realizar los trabajadores y que se muestran con un círculo que se va llenando conforme se cumple con la labor.
-Se restringe el acceso a los empleados a ciertas zonas con “geocercas”.
-La ubicación de los obreros en las plantas es precisa y en tiempo real.
-Con la analítica, se identifica a los trabajadores con mayores actos peligrosos.
-Se contabilizan los ahorros generados al prevenir accidentes.

Registra
Impactos físicos fuertes
Altas temperaturas que podrían deshidratar a los obreros.
Elevados niveles de ruido para prevenir la sordera.
Emisión de gases que perjudicarían la eficiencia pulmonar.
Localiza a los empleados en tiempo real.
Destellos de iluminación que podrían generar ceguera.
El botón SOS emite una alerta para todos los trabajadores.

Costos
Varían según el tamaño de las plantas, la cantidad de empleados y si las licencias serán mensuales o anuales.