En tres años, el Gobierno del Estado ha plantado más de 27 mil árboles en diversos puntos de la entidad; adicionalmente compensa con diez unidades cada árbol que se retira por obra pública y en los últimos dos años ha donado más de cien mil ejemplares a particulares.

Los detalles de estas acciones son públicos y pueden consultarse en el sitio reforestamosaguascalientes.com, habilitado como medio interactivo en el cual hay información clara respecto de reforestaciones y compensaciones de árboles en el estado.

Al respecto, el secretario de Sustentabilidad, Medio Ambiente y Agua, Alfredo Alonso Ruiz Esparza, expuso que el objetivo de la página es rendir cuentas a los ciudadanos en torno a la actividad que desarrolla la autoridad para la conservación y fomento de las áreas verdes.

“Al abrirlo, el usuario tiene acceso a un mapa de la ciudad y dando clic a los íconos, accede al despliegue de información acerca de cuántos árboles fueron plantados en cierta zona y a qué tipo de especie corresponden”.

“Hay también un micrositio para que los ciudadanos puedan solicitar información específica a la dependencia”, agregó.

En ese sentido, explicó que en tres años de Gobierno se han plantado más de 26 mil árboles en la entidad, así como mil ejemplares más en el Bosque Urbano del Corredor Tres Centurias.

Tan sólo en 2019 se han donado también 72 mil árboles a grupos de la sociedad que los han solicitado de manera abierta, así como a empresas, instituciones educativas y asociaciones, superando considerablemente la cifra de 44 mil árboles donados lograda en 2018.

También, el Gobierno está haciendo esfuerzos para rescatar las especies que pudieran ser afectadas por el desarrollo de obras públicas y para ello se ha convertido en pionera en la reubicación de árboles que tienen posibilidad de vivir, con el uso de alta tecnología.

“Una vez lograda la reubicación de dichas unidades, se realzan compensaciones vegetales en zonas aledañas de la construcción, colocando 10 unidades por cada 1 que se retira, procurando que las especies cuenten con las características necesarias para sobrevivir”.

Finalmente, el funcionario indicó que en las reforestaciones de áreas naturales abiertas se colocan especies adecuadas como encinos y pinos en la Sierra Fría; mezquites, huizaches y palmas yuca en Bosque de Cobos-Parga y El Tecolote, así como especies de ornato aceptadas en el catálogo de reforestación del Estado, para zonas urbanas.