En el INEGI siguen los despidos de trabajadores, sin que el Sindicato intervenga, por lo que hay incertidumbre dado que no saben quiénes serán incluidos en los nuevos recortes, y en el caso de los cientos de encuestadores locales (miles a nivel nacional), se quejan de que no les informan sobre la nueva empresa contratadora (Novutek), que utiliza el Instituto Tecnológico de Sonora, para reclutar gente.
Trascendió que Alfonso Mireles Belmonte, director de informática, es el encargado de coordinar las ‘outsourcing’ en diversas partes del país, que manejan tabuladores muy altos, por lo que es una falacia el que el INEGI recurra a los intermediarios para reducir gastos.
Además, el Instituto se ha valido de universidades de otros estados para nuevas contrataciones, marginando a las de Aguascalientes.
Por ejemplo, en el 2014 hizo un convenio con la Universidad Autónoma de Coahuila para recabar información de hidrocarburos, en el que un especialista de información de registros geofísicos de pozo, tenía asignado sueldo de 310 mil pesos.
En el 2015, en convenio con la Universidad de Tabasco, para la migración de datos históricos de Pemex, al coordinador de proyectos se le asignó un sueldo de 263 mil pesos; se ha beneficiado a otras instituciones, a través de empresas que manejan los respectivos servicios, que el INEGI denomina “fuerza de trabajo especializada”.
Actualmente, el convenio es con el Instituto Tecnológico de Sonora para la contratación de nuevos encuestadores, que en su calidad de trabajadores eventuales el INEGI puede deshacerse de ellos con toda facilidad, aunque hay los que tienen 10 y 15 años de antigüedad, pero eso de nada vale.
Los encuestadores con más experiencia, esperan ser recontratados por Novutek, sin embargo, por ahora se encuentran en la cuerda floja.
Están desconcertados con estas medidas, ya que la depuración sigue dándose y al parecer, la Junta de Gobierno está a favor de ir “privatizando” progresivamente los servicios del Instituto; al personal de limpieza, se agregan los vigilantes y ahora los encuestadores.
Directivos tanto de la UAA como del ITA, consideran que tienen el prestigio y capacidad suficiente para ser tomados en cuenta por el INEGI, máxime porque este organismo federal, tiene su sede en nuestra entidad, razón por la cual la población no entiende el que tenga que recurrirse a otras instituciones foráneas de educación superior.

¡Participa con tu opinión!