El Instituto Nacional Electoral podría desempolvar el próximo año proyectos, planos y el terreno con que cuenta desde 1996 para la edificación de su sede propia en el Estado y que sin embargo por tema de presupuesto se ha quedado en el olvido. La esperanza vuelve a surgir ante la inclusión en la propuesta presupuestal, de una partida para infraestructura que, de no haber cambios, podría alcanzar esta entidad y dotar de un espacio propio a la representación de la autoridad electoral federal.

En entrevista, el delegado Ignacio Ruelas Olvera refirió que desde el año 1996 el INE Aguascalientes obtuvo en propiedad un terreno amplio, bien situado, con mecánica de suelos adecuada y que de momento se utiliza como estacionamiento de la delegación municipal en La Barranca. El sitio está a un costado del CRENA, no obstante no se ha aprovechado debido a que se ha dado preferencia a sedes de otras entidades del país, donde los predios llevan cláusula de reversión, es decir, si no construyen en un tiempo determinado debe devolverse al dominio público.

“Aquí, el status es diferente y como no hay esa cláusula, entonces las autoridades centrales han dado preferencia a otros proyectos que podrían estar en riesgo y canalizar recursos hacia esos puntos, por lo que el de Aguascalientes sigue siendo un proyecto pendiente”.

DILEMAS PRESUPUESTALES. Ruelas Olvera refirió que el presupuesto del INE para el 2020 no está aún definido y que hay una propuesta de la autoridad para “rasurar” mil millones de pesos del presupuesto original, no obstante que en el próximo año habrá elecciones en la mitad del país. Además, iniciará el proceso federal 2021 en el que se deben instalar 332 consejos electorales para atender el proceso; de tal manera que se está a la espera de la resolución del Poder Legislativo y la apuesta es que el procedimiento electoral mexicano no se vea afectado.