CIUDAD DE MÉXICO (EL UNIVERSAL).- El Instituto Nacional Electoral (INE) no descarta promover ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) una acción de inconstitucionalidad en defensa de su autonomía, pues el recorte de 950 millones de pesos a su presupuesto 2019 pone en riesgo el cumplimiento cabal de sus funciones, afirmó el consejero presidente del INE, Lorenzo Córdova.
Este, advirtió, «no es un asunto de pesos y centavos, es un asunto de autonomía y esa es justamente la defensa en la que no vamos a claudicar como órgano electoral».
En rueda de prensa Córdova expuso que el organismo tiene tres plazos límite por delante, uno para proceder a la defensa jurídica de su autonomía, otro para decidir si delega la organización de elecciones estatales de este año y para reajustar su presupuesto y emitir su nuevo tabulador de percepciones para sus trabajadores.
La fecha límite para la presentación del recurso ante la Corte es el 28 de enero, pues fue el 28 de diciembre cuando se publicó en el Diario Oficial de la Federación el decreto de Presupuesto de Egresos de la Federación para 2019.
Pero el día 20 es el plazo en el cual el INE tendrá que decidir si delega totalmente la organización de las elecciones en las cinco entidades con proceso este año: Aguascalientes, Baja California, Durango, Quintana Roo y Tamaulipas.
Para participar en esas 5 elecciones en lo que le obliga la ley (integración de mesas directivas de casilla, es decir visita a ciudadanos, capacitación de los que fingirán como funcionarios; ubicación e instalación de casillas) solicitó 619 millones de pesos, pero el «recorte irresponsable» de 950 millones de pesos puso en riesgo el cumplimiento de esas funciones, es decir, afectó la autonomía del INE, insistió el consejero.
Empero, reconoció que dejar a los Organismos Públicos Electorales Locales la responsabilidad total de la organización de sus elecciones, generará un «efecto carambola» pues entonces serán ellos los que tendrán que entrar a la negociación de presupuesto con sus gobiernos estatales.
Un último plazo reportado por Córdova es el 31 de enero, pues a más tardar deberá aprobar en esa fecha su nuevo presupuesto ajustado –derivado del recorte presupuestal – pues «si en enero el INE no aprueba el presupuesto ajustado no recibiremos las partidas que corresponden a febrero entonces si estaremos en problemas graves».
Córdova insistió en que hay pláticas con las secretarías de Hacienda y de Gobernación para lograr la suficiencia presupuestal que les permita coorganizar las elecciones locales en 5 entidades. De lo contrario, éstas tendrán que solicitar recursos a sus gobiernos, lo que implica una situación delicada para el ejercicio de su propia autonomía.
Pero sostuvo que en las pláticas «nosotros no estamos dispuestos a dar nada a cambio» y el INE jamás aceptaría ninguna condición que pusiera en riesgo su autonomía para contar con sus recursos. Confió en que se obtengan los recursos necesarios y en ese caso, los 331 millones de pesos restantes (pues el recorte total fue de 950 millones de pesos) «ya veremos cómo nos ajustamos».