Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 19-Jun.- Defensores de derechos humanos, periodistas y activistas anticorrupción, expresaron ayer su indignación, tras revelarse una investigación sobre espionaje.
El diario The New York Times informó que agencias de gobierno mexicanas usaron un avanzado programa de espionaje contra líderes y activistas, cuando en teoría, solo debe ser utilizado para investigar a criminales y terroristas.
Ayer, 11 de los involucrados en la lista de personajes espiados exigieron al Gobierno una investigación independiente y presentaron una denuncia ante la PGR.
“Estos nuevos casos no son aislados, sino que apuntan a la existencia de una política de hostigamiento”, señaló Ana Cristina Ruelas, directora de Artículo 19, al dar lectura a un posicionamiento conjunto.
Entre las víctimas se encuentran los periodistas Carmen Aristegui y Carlos Loret de Mola; el defensor de los derechos humanos, Mario Patrón; y promotores de leyes anticorrupción como Juan Pardinas y Alexandra Zapata.
“No hay prueba alguna de que agencias del Gobierno mexicano sean responsables del supuesto espionaje descrito en su artículo”, respondió el Gobierno mexicano a NYT, a través de su director de medios internacionales, Daniel Millán.