En la ciudad de Aguascalientes se tienen plenamente identificados a treinta y dos indigentes viviendo día tras día en las calles y avenidas, quienes tienen entre 45 y 60 años de edad, y todos ellos se resisten a solicitar apoyos o trasladarse a albergues para su resguardo, reveló José Franco Toscano, coordinador de Protección Civil del municipio capitalino.
Hoy en día existen muchas demandas ciudadanas hacia los indigentes que viven en una situación insalubre, donde ni Protección Civil ni la Secretaría de Seguridad Pública pueden quitarlos de la vía publica, ya que si se hiciera a la fuerza se podría acusar a la autoridad de secuestro y también la Comisión Estatal de Derechos Humanos ha enviado recomendaciones para respetar la voluntad de esas personas.
Este problema es una realidad constante. Se trata de personas que van de paso o que tienen problemas en sus casas, cubren sus necesidades y dos o tres días después se marchan; sin embargo hay un grupo de 32 personas que viven de modo permanente en diferentes puntos ubicados en el municipio, los cuales no se quieren ir de la calle.
De estas personas indigentes, el 50% es originario de Aguascalientes y el porcentaje restante de otras entidades, muchos padecen una situación de alcoholismo crónico y otros no se encuentran bien de sus facultades mentales, por lo que no permiten aceptar la ayuda que se les ofrece.
“Es un hecho que en determinadas zonas, los vecinos que cohabitan con esos indigentes les comparten alimentos y cobijas, motivo por el cual suelen arraigarse en esos lugares, y en el caso de que se mueven a otro espacio, desarrollan la misma dinámica”.
El coordinador de Protección Civil detalló que esos 32 indigentes cuando menos llevan entre cinco y seis años habitando en la vía pública, quienes al no aceptar un apoyo o moverse a un albergue o a otro lugar protegido, se procede a llevarles materiales para su protección y algunos no lo aceptan.
Por ello se recomienda a la ciudadanía que ante cualquier situación, llamen a Protección Civil o la Secretaría de Seguridad Pública Municipal para manejar el asunto y poder acercarse a ellos. También se han identificado entre los indigentes a personas perdidas en otras entidades federativas, como un caso reciente de Guanajuato, quien fue trasladado para allá.