Este año, el Servicio de Administración Tributaria expidió más de un millón de cartas invitación relacionadas con los recibos de nómina dirigidas a trabajadores asalariados, de las cuales 12 mil 500 se destinaron al estado de Aguascalientes, a fin de verificar si los patrones están cumpliendo adecuadamente con esta obligación y evitar casos de robos de identidad.
Al informar lo anterior, el delegado de la Prodecon, José Antonio Guerra Caparrós, explicó que en las cartas invitación se hace una relación de los pagos mensuales recibidos por los trabajadores, con la finalidad de que aclaren si efectivamente en 2017 obtuvieron ingresos y si estos ingresos se encuentran respaldados por los CFDI de nómina respectivos.
Hasta ahora, informó que se han detectado tres supuestos donde el asalariado desconoce la relación laboral de que supuestamente lo reportó o le emitió el comprobante de nómina en el ejercicio 2017. El empleador no ha expedido los recibos respectivos.
Otro supuesto es que no haya problema tal y como refiere la carta invitación, y que los CFDI de nómina sí corresponden a los ingresos recibidos por los asalariados; no obstante, se observan hasta tres o cuatro empleadores.
Lo anterior puede ser que el trabajador desconozca a uno de esos patrones, pero el asalariado puede validar los ingresos que le está señalando el propio SAT. Existen empresas que contratan los servicios de personal, razón por la cual estos trabajadores podrían encontrarse en otra nómina en algún periodo de 2017.
El delegado de la Procuraduría de la Defensa del Contribuyente señaló que a través del portal del SAT, se puede verificar la expedición de los comprobantes fiscales de nómina por el patrón, así como los montos. Si se validan, no hay problema y se agota la asesoría al trabajador asalariado.
Sin embargo, en los dos primeros casos o supuestos se puede proceder al recurso de la queja para hacer valer los derechos del trabajador asalariado y protegerlo de actos desleales por parte de patrones, pues se han detectado desde el año anterior ya seis casos de robo de identidad, donde supuestamente un trabajador laboraba en estados como Oaxaca y Chiapas, pero en realidad eso no era verdad.
Tales situaciones generan también problemas fiscales a los contribuyentes que en este caso serían los trabajadores asalariados, pues el SAT le pedirá las declaraciones correspondientes a los ingresos que supuestamente recibe en otro lado del país o de otra fuente de trabajo, concretó.