Aline Corpus
Agencia Reforma

MEXICALI, BC 18-Sep.- Un hombre murió tras ingerir un refresco de un lote investigado por la Comisión Federal Contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) por estar presuntamente contaminado.
El sujeto compró un refresco Seven Up de dos litros y a las 17:30 horas de ayer ingresó a la clínica regional del Valle de Mexicali, en el Ejido Nuevo León.
“Fue ingresado por familiares sin presentar signos vitales, no obstante que se realizaron todos los protocolos médicos correspondientes, a los cuales el paciente no respondió, declarándose su deceso, los familiares manifestaron que la causa posible fue la ingesta de una bebida gaseosa”, indicó el sector salud en un comunicado.
Más tarde, a la misma clínica ingresaron dos hombres y una mujer con náuseas, vómito, escalofríos, cefalea, disnea y dolor en las extremidades.
Además, se cuenta con el reporte oficial de otras tres personas atendidas en clínicas del IMSS y tres más en el ISSSTE con los mismos síntomas.
Las autoridades de salud en el Estado aseguraron el lote de bebidas gaseosas que, de acuerdo a las investigaciones preliminares, podrían estar relacionadas con este incidente.
Medios locales informaron que la Cofepris inició con la indagatoria del lote de refrescos.
Según el diario Debate, habitantes que tuvieron acceso a las bebidas señalaron que contenían una sustancia cristalina y granulada.
Casos de sustancias similares disueltas en bebidas se han asociado a la metanfetamina líquida, una forma de tráfico entre México y Estados Unidos.

¡Participa con tu opinión!