Han quedado truncas las políticas públicas para cuidar la salud mental de los estudiantes, sostuvo Aurelio Coronado Mares, presidente saliente del Colegio de Psicólogos, pues la actual administración estatal propuso la presencia de psicólogos al interior de las escuelas, esto, para atender la salud mental de los alumnos y reducir problemáticas como el bullying, sin embargo, ha habido pocos avances para concretar dicha propuesta.

Mencionó que resulta importante que las autoridades locales no dejen de lado proyectos importantes, como la contratación de psicólogos para que ofrezcan sus servicios en las escuelas públicas, pues sería una política que contribuiría a disminuir los índices de problemáticas como el acoso y la deserción escolar.

Aurelio Coronado indicó que para evitar que este tipo de proyectos se dejen de lado, el Colegio de Psicólogos ha propuesto a autoridades en materia de salud la conformación de un órgano integrado por expertos en psicología, el cual se encargará de someter a revisión todas aquellas políticas públicas encaminadas a la salud mental.

Señaló que han sido pocos los acercamientos que la agrupación que encabeza ha logrado sostener en los últimos meses con la autoridad estatal, en específico con la Coordinación de Salud Mental del ISSEA, motivo por el cual éste y otros tantos proyectos del Colegio de Psicólogos no han podido llevarse a buen término.

Para concluir, el presidente saliente del Colegio de Psicólogos dijo que desde su perspectiva, sería positivo que en algunas escuelas hubiera psicólogos, pues se requiere de profesionistas en salud mental al interior de las instituciones educativas, no únicamente como parte de un programa de Gobierno, sino de forma permanente.