Resulta contradictorio que la propia autoridad fomente el consumo de alcohol y por otro lado, aplique el alcoholímetro; que se lamente que el alcohol se haga presente en la mayoría de los accidentes viales; que abandere una luche contra las adicciones, cuando la realidad es otra, cuestionó la diputada Citlalli Rodríguez González.
“El gobierno y la sociedad en general, censuramos el consumo excesivo de alcohol, no sólo en la feria, sino todos los fines de semana y es doloroso ver a jovencitas y jovencitos, alcoholizados sobre la Venustiano Carranza, Colosio, Alameda y otras arterias donde han proliferado los antros y demás negocios con venta de alcohol”, dijo la representante popular.
“Aquí lo reprochable por una parte, es que hay papás que no tienen control sobre sus hijos, no les marquen límites, ni saben dónde andan o con quién; por la otra, el que sea la propia autoridad la que amplía los horarios, con el pago de una cuota extra por parte de los negocios, para que los jóvenes y demás clientes sigan emborrachándose”.
Rodríguez González expuso que si realmente se quiere disminuir el consumo de alcohol, los municipios deben empezar modificando su normatividad, para poner un horario tope, entre la una y dos de la mañana, cero ampliación de horarios y “el que quiera seguirla, que lo haga en su casa”, añadió la legisladora.
Consideró fundamental que sociedad y gobierno se unan en esta causa, a sabiendas que los inconformes serán lo que hacen negocio a costa de embrutecer a la gente.
En el municipio capital, la venta de alcohol se extiende hasta dos horas con pago extra, que significa cerca de dos mil pesos diarios por lo que los cabarets pueden funcionar hasta las siete de la mañana del día siguiente.
Los restaurantes con venta de bebidas en los alimentos, tienen horario de 7:00 a.m. a dos de la mañana; los bares también funcionan hasta las dos de la mañana; las cantina hasta las 12 de la noche; los centros nocturnos hasta las cuatro de la mañana; los billares, a las 12 de la noche, los cabarets, a las cinco de la mañana.
La ampliación de horario se maneja de una a dos horas, siempre que el negocio pague la cuota adicional, por día, que puede ser hasta de 1 mil 872 pesos diariamente, según el giro.
Citlalli Rodríguez dijo que los diputados que en verdad quieran combatir el alcoholismo, estarán muy atentos, en los próximos paquetes económicos, y evitar que las leyes de ingresos de los municipios, sean tan laxas en este rubro, además de que los Cabildos, deben ser más estrictos con la normatividad interna, y hacer las reformas correspondientes para no seguir alentando el consumo de bebidas espirituosas.

¡Participa con tu opinión!