No cesan las inconformidades de propietarios de bienes inmuebles en Aguascalientes por cobros del Impuesto Predial que consideran erróneos, respecto del valor de las propiedades en cuestión.

Durante el primer trimestre del año, ya suman 260 los expedientes promovidos en juicios de nulidad ante la Sala Administrativa del Poder Judicial del Estado, en contra de la obligación de pagar un gravamen que consideran mal calculado.

El magistrado presidente de esta instancia, Rigoberto Alonso Delgado, indicó que prácticamente cuatro de cada diez asuntos que llegan a su escritorio, tienen que ver con quejas respecto de los cobros del Predial.

Es decir, “de los 705 asuntos llevados a este tribunal durante los primeros tres meses del año, el 40% apela a la nulidad de la cifra requerida por considerar que la estimación es errónea y en esa condición la gente no está dispuesta a cubrirla”.

En un contexto muy parecido se encuentra la agenda del agua en Aguascalientes, ya que los usuarios del servicio siguen reclamando ante la Sala Administrativa que la empresa concesionaria pretende cobrar un servicio que ejerce mal, que es caro y que igualmente no puede corresponder a los hábitos de uso del vital líquido en un determinado domicilio.

En ese tema, la Sala Administrativa ha recibido el primer trimestre un total de 194 demandas de juicio de nulidad, que representan el 28% del total de expedientes ingresados en ese periodo del 2018.

La tercera línea que genera el mayor número de inconformidades ciudadanas por actos de Gobierno, la constituyen las multas de tránsito expedidas por el Gobierno de la ciudad en contra de conductores que incurren en faltas al momento de conducir o estacionarse en esta ciudad.

El tema durante el lapso señalado, ha sido motivo de 140 juicios de nulidad en los que los infraccionados apelan a la nulidad de la sanción y para ello presentan diversidad de argumentos con los cuales buscan salvarse del pago exigido.

Esto es el 20% de los juicios que, en menor medida, abordan temáticas como destituciones de cargo, créditos fiscales, multas administrativas y multas por alcoholímetro, entre otras.