El gobernador Martín Orozco Sandoval, acompañado por la presidenta del DIF Estatal, Yolanda Ramírez de Orozco, asistieron al arranque del curso de Rehabilitación Activa para Personas con Discapacidad Motora y Usuarios de Silla de Ruedas, impartido por la asociación civil Vida Independiente, cuyo objetivo es brindar herramientas y técnicas que mejoren la calidad de vida de dicho sector social.

El mandatario estatal reiteró el compromiso de trabajar de la mano con instituciones de beneficencia privada, para promover una mayor inclusión social de las personas con discapacidad; “el Gobierno debe de estar para coadyuvar y para dar las condiciones, para tener los medios; pero si no vences tu propia barrera de nada va a servir”, afirmó.

Por su parte, Yolanda Ramírez resaltó que para lograr una mayor integración en el ámbito laboral, educativo, cultural y social, se requiere de la participación de todos y el primer paso es trabajar en el tema de la sensibilización, para tomar conciencia de sus derechos.

Asimismo, dijo que necesitamos hacer ese cambio y decidirnos a tener esa apertura con todas las personas que tienen necesidad de andar en sillas de ruedas; se busca que cada uno de nosotros veamos a quienes están sentados como unas personas que pueden hacer eso y mucho más; “que nosotros, los que estamos de pie, tengamos esa cultura de inclusión con cada una de las personas con discapacidad”.

En tanto, el presidente de la “Organización Vida Independiente para Personas con Discapacidad A.C.”, Santiago Velázquez Duarte, refirió que según cifras de la Organización Mundial de la Salud, la discapacidad es una cuestión multifactorial y afecta a cerca del 12% de la población mundial, sin importar edad o género.

Este curso tiene el propósito de que quienes usan silla de ruedas, tengan una mayor independencia de movimiento sobre todo cuando requieren subir o bajar escaleras, usar rampas, trasladarse sobre terrenos irregulares, pasar topes en la calle, cambiar de una silla de ruedas a una normal y viceversa, entre otros.

Se les enseñarán diferentes técnicas para que puedan levantarse del piso a la silla de ruedas y en el caso de alguna caída, tengan la habilidad de levantarse sin la ayuda de otra persona.

Además del entrenamiento físico, también se busca desarrollar en las personas con discapacidad la aceptación y habilidad de ayudarse a sí mismas, a fin de que sean promotoras de su propia integración social.

¡Participa con tu opinión!