Lic. René Urrutia de la Vega

Fiscal General de Aguascalientes

Recientes publicaciones, tanto institucionales como privadas, han estado arrojando indicadores que son utilizados por diversos medios de comunicación, además de algunos actores sociales y políticos, en el sentido de que ha aumentado de manera inusitada la incidencia delictiva en el Estado de Aguascalientes en diversos rubros, lo que me lleva a considerar como valiosa la opinión, con efectos exclusivamente aclaratorios y explicativos, por parte de la Fiscalía General del Estado, institución que finalmente es quien genera, en su mayoría, el insumo de información para la emisión de tales indicadores a nivel nacional.

Debo partir de una puntualización muy pertinente, que sea capaz de responder a la interrogante de ¿Qué es Incidencia Delictiva?, y para dar contestación a ello, creo que podríamos establecer anticipadamente que lo natural, de acuerdo con el propio significado de las palabras, sería que se refiriera a la cantidad o número de delitos que se cometen en una determinada circunscripción territorial y en un determinado periodo o lapso; sin embargo, esto no es así, lo que se denomina “incidencia delictiva”, es en realidad el indicador del número de denuncias presentadas por los ofendidos o víctimas de un delito, es decir, la cantidad de delitos denunciados y es aquí, en donde debemos de poner el mayor énfasis.

Como consecuencia de lo anterior y con base en los indicadores estadísticos y análisis de la numeralia que se genera a partir de la cuantificación de carpetas de investigación iniciadas con motivo de las denuncias y querellas interpuestas ante el Ministerio Público, en la Fiscalía General del Estado estamos en posibilidad de afirmar que, el aumento en el número de denuncias recibidas no es indicativo directo de un aumento en el número de delitos cometidos en la entidad y atento a esto, me permito realizar las siguientes puntualizaciones que explican objetiva y asertivamente el aumento en el índice denunciativo.

La Fiscalía General del Estado ha mejorado sustancialmente el servicio de recepción de la denuncia mediante tres acciones fundamentales, siendo la primera de ellas el replanteamiento estratégico del funcionamiento del “Módulo de Atención Inmediata”, ampliándose significativamente el número de personas que se dedican exclusivamente a recibir las denuncias y, con ello, lograr la reducción de los tiempos de espera que antes eran de 2.5 horas en promedio y que ahora oscila entre entre 7 y 10 minutos, en el 80% y en los horarios de mayor afluencia de usuarios; en segundo lugar, la apertura de agencias del Ministerio Público en todos los municipios del Estado, ha sido de sobrado beneficio para los habitantes de todos los municipios, observando que una gran cantidad de delitos que no se denunciaban porque no había un servicio ministerial cercano, ahora se denuncian con regularidad, es decir, ampliamos y mejoramos nuestro servicio, lo cual ha permitido que más personas denuncien y, en tercer término, hemos suprimido en su totalidad la reprobable práctica que se venía realizando en el Ministerio Público, consistente en que las denuncias que formulaban los ofendidos del delito, en lugar de dar cauce al inicio de una investigación, eran tratadas únicamente como un Reporte de Noticia Criminal (RNC) y literalmente eran enviadas a un cajón sin realizar ninguna actuación o esfuerzo por resolver el caso, por lo que al tomar la irrestricta decisión de no continuar con esta lamentable forma de actuar, todas esas “noticias criminales” ahora sí son atendidas puntual y legalmente como denuncias de hechos, que dan lugar al inicio de una Carpeta de Investigación, esto aunado a que, a diferencia de lo que se hacía antes, contraviniendo la legislación de la materia, todos los mecanismos de solución de controversias en materia penal se derivan previo inicio de una Carpeta de Investigación, lo que también ha aumentado el número de denuncias, pero dando cumplimiento a la Ley.

Una gran cantidad de los supuestos antes referidos, en donde no se denunciaba o si se hacía, se le daba un destino incorrecto, eran por el delito de robo y puedo afirmar que representan aproximadamente un 30% del total de denuncias que antes no se contabilizaban y ahora sí forman parte de esa estadística, lo que nos lleva directamente a establecer que no necesariamente se cometen más delitos, sino que ahora se denuncia más y las denuncias dan lugar al inicio de carpetas de investigación, en todos los casos, como debe ser.

Estas consideraciones nos permiten reflexionar en el sentido de lo que tanto hemos hablado, por otro lado, de lo que se conoce como cifra negra del delito, que está constituida precisamente por todos aquellos delitos que se cometen y no son denunciados, seguramente por muy diversas razones, como por ejemplo, la desconfianza en las autoridades, la percepción de pérdida de tiempo al presentar una denuncia o el pensar que no sirve denunciar porque se hará nada para investigar los hechos.

Sin embargo, si las autoridades realizamos esfuerzos importantes por mejorar el servicio y los resultados inciden en la obtención de mayor confianza y credibilidad en la ciudadanía, si se trabaja con apego a la legalidad de manera ágil y eficaz iniciando investigaciones reales por todos los hechos denunciados, con la consecuencia correcta de incluirlos en la estadística denunciativa, resulta que nuestra “incidencia delictiva” se dispara, y no se realiza un análisis razonable y objetivo de todos estos factores que deben considerarse para interpretar los números, pues en materia de seguridad y justicia, éstos no pueden interpretarse de manera fría, aislada y mucho menos, subjetiva.

Lo dicho, de ninguna manera implica que la Fiscalía General minimice los acontecimientos que pueden estarse presentando en Aguascalientes y deje de actuar en consecuencia de ello, pues desde la perspectiva de la Procuración de Justicia, hemos estado actuando con toda responsabilidad y compromiso con la población de nuestro estado para dar los resultados en materia de investigación de los delitos que la gente exige legítimamente y así lo seguiremos haciendo, está explicación únicamente pretende poner la situación en su justa dimensión y evitar generar pánico cuando ello es absolutamente innecesario y redunda sólo en consecuencias y efectos negativos, la convocatoria es a continuar trabajando juntos y a que la ciudadanía mantenga y acreciente cada vez más la confianza en las Instituciones, a partir de los resultados que éstas le brindemos.