Más de trescientos alumnos de la Universidad Autónoma de Aguascalientes se movilizan cada año a nivel nacional e internacional, informó el rector Francisco Javier Avelar González.

La inversión para hacer esto posible oscila los ocho millones de pesos que alcanzan solamente para dar un apoyo a los alumnos que logran un lugar en alguna institución dentro o fuera del país, a la que irán a cursar un semestre.

En entrevista, reconoció que a falta de recursos propios para este tema y sobre todo tras la drástica reducción de apoyos de la Federación, hay una brecha de equidad considerable para el alumnado universitario en este tema.

Y es que de los interesados en viajar a otra entidad y que cubren los requisitos, solamente lo pueden hacer aquellos cuyas familias tienen un nivel socioeconómico que les permite la manutención durante un semestre fuera de sus casas.

Esto debido a que la UAA solamente les provee 25 mil pesos a los que asisten a otro país y 20 mil a los que hacen movilidad nacional; cantidades que cuando mucho les alcanzan para el boleto de avión para sus traslados.

En ese sentido, Avelar González explicó que el apoyo es parcial porque dar una beca de movilidad durante todo el periodo de estudio implica una cantidad importante de recursos que solamente alcanzaría para 10 a 15 alumnos al año, especialmente si se trata de universidades en Estados Unidos o en Europa.

Por ello, para ampliar oportunidades para todos los alumnos que deseen participar en los programas de movilidad lo primero es tener suficiencia de recursos y la gestión es difícil, pues hoy en día la movilidad no es una prioridad presupuestal para la Federación.

El rector de la UAA dijo que hay dos convocatorias al año para que los jóvenes viajen a estudiar un semestre en alguna de las varias instituciones con que hay convenios de intercambio.

Las más solicitadas son las de países como España, Alemania, Francia, Japón, Estados Unidos y algunas naciones latinoamericanas como Chile y Brasil, principalmente; la cobertura supera el 50% de las solicitudes y en caso de desempates se privilegia el promedio general del aspirante.