Al sector empresarial de Aguascalientes no le disgustó la idea de enfrentar mayor carga tributaria ante la posibilidad de que puedan generarse nuevos impuestos para hacerle frente a los recortes presupuestales del Gobierno Federal que se contemplan para el siguiente año. Esto, siempre y cuando no exista fuga de recursos, es decir, que lo recaudado se utilice localmente.

El presidente del Consejo Coordinador Empresarial de la entidad, Pedro Gutiérrez Romo, dijo que tomando en cuenta las afectaciones que la entidad enfrentará por la falta de recursos y luego de que la Secretaría de Finanzas no descartara la posibilidad de crear nuevos gravámenes, el sector productivo respaldaría toda alternativa que permita subsanar las complicaciones que se pudieran enfrentar, siempre y cuando exista la garantía de que los recursos no serán administrados por la Federación.

Esto, tras indicar que la distribución de impuestos no es equitativa con las aportaciones que hacen los estados. Puso el ejemplo de Guanajuato que a pesar de ser de las entidades con mayor recaudación, en la Ley de Ingresos ocupa los últimos lugares en recepción de ingresos.

Gutiérrez Romo agregó que el sector empresarial está dispuesto a cooperar con las autoridades, siempre y cuando se garantice que lo recaudado por las nuevas tributaciones sea destinado a mejores servicios e infraestructura. «Si son impuestos locales o municipales sí. Es una forma de cooperar también, pero que se administren y se manejen aquí y entre la auditoría de los ciudadanos. A mí me gustaría que (ante) un impuesto nuevo, como organismo empresarial nos den la opción de ver que se aplican en Aguascalientes. Recavarlos para que se vayan a lugares que no sabemos, no nos gusta», precisó.