Claudia Guerrero
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El Presidente Andrés Manuel López Obrador consideró que el discurso del General Carlos Gaytán Ochoa, quien afirmó que sentían ofendidos como soldados por las decisiones estratégicas del Gobierno, es imprudente y poco mesurado.

«Porque la declaración del General es imprudente, tiene él todo su derecho a expresarse, a manifestarse, pero si leen ustedes el texto, hay una actitud poco mesurada.

«Recuerdo de algo que dice ‘hay una ideología dominante, que no mayoritaria’, un lenguaje bastante conservador y estamos enfrentando eso también con la transformación», señaló en conferencia.

El Mandatario federal reiteró que el operativo en Culiacán «mostró el cobre», pero permitió mostrar que en su Gobierno hay una nueva política de seguridad que no apostará por la aniquilación.

«Es que lo de Culiacán sacó a flote muchas cosas, por eso algunos se enojaron cuando dije que se había mostrado el cobre pero permitió poner en la superficie muchas cosas», insistió.

«Imagínense diciendo que había que atrincherarse en Culiacán y que a sangre y fuego había que hacer valer la ley y que nos faltaron pantalones, eso entendido o interpretado como una ofensa al Ejército.

«¿Por qué sale todo esto? Porque hay una nueva política, anteriormente se apostó a la aniquilación del contrario, y eso no va a volver a suceder y esa mentalidad desgraciadamente se estableció en ciertos sectores muy conservadores, autoritarios».

Tras abordar las declaraciones sobre el golpe de Estado, López Obrador afirmó que el pueblo, incluidos los soldados, respaldan a su Gobierno por lo que «no hay nada que temer».

El pasado 22 de octubre, en un desayuno con altos mandos militares, donde estuvo el titular de la Sedena, Luis Sandoval, el General Gaytán aseguró que ante débiles contrapesos hay un fortalecimiento del Presidente que propicia decisiones estratégicas «que no han convencido a todos, para decirlo con suavidad».