Imprudente chofer de un camión repartidor de leche provocó un aparatoso accidente automovilístico, que dejó como saldo una persona lesionada y cuantiosos daños materiales.
El percance se registró el sábado aproximadamente a las 05:50 de la mañana, en la avenida Siglo XXI Sur y cruce con avenida Paseo de la Asunción, a la altura de la Unidad Habitacional Potreros del Oeste.
Un reporte al Servicio de Emergencia 911, indicaba que en el lugar anteriormente señalado, se había registrado un accidente automovilístico con personas lesionadas.
De inmediato se trasladaron al lugar señalado varias patrullas de la Policía Vial, así como la ambulancia ECO-339 del ISSEA, cuyos paramédicos atendieron a uno de los conductores que resultó lesionado.
Las unidades automotrices involucradas fueron una camioneta Nissan Urban, color blanco, con placas de circulación de Aguascalientes; y un camión repartidor de leche marca Izuzu, color blanco, con matrícula del estado de Guanajuato y el cual terminó volcado sobre su costado izquierdo.
Debido al aparatoso choque, resultó lesionado el chofer del camión lechero, identificado como Miguel, de 45 años, quien fue trasladado a recibir atención médica al HGZ No. 1 del IMSS.
Precisamente este chofer fue señalado como presunto responsable del accidente, al intentar ganarle el paso a la camioneta Nissan Urban que era conducida por una persona de nombre Gerardo, de 29 años, con domicilio en el fraccionamiento Villas de Nuestra Señora de la Asunción.
Se estableció que al momento de los hechos, ambas unidades automotrices se desplazaban por la avenida Siglo XXI Sur, en dirección de oriente a poniente. La camioneta Nissan Urban lo hacía por el carril izquierdo, mientras que el camión repartidor de lácteos lo hacía por el carril central.
Antes de llegar al cruce con avenida Paseo de la Asunción, el chofer repartidor pretendió dar vuelta hacia su izquierda para continuar su trayecto sobre dicha arteria. Sin embargo, trató de ganarle el paso a la camioneta Nissan Urban, por lo que al pretender rebasar y realizar dicha maniobra, el camión repartidor invadió su carril.
Lo anterior provocó que la camioneta Nissan Urban impactara en su parte lateral trasera izquierda al camión repartidor de lácteos, que terminó volcándose de manera aparatosa.
Mientras tanto, la camioneta Nissan Urban salió proyectada hacia el camellón central y fue a impactarse contra el semáforo que fue derribado desde su base.
Debido a que el chofer de nombre Miguel quedó atrapado en el camión de la empresa de lácteos, los propios paramédicos y otras personas que fueron testigos del accidente, tuvieron que quebrar el parabrisas para poder rescatarlo.