Luis Alberto Díaz
Agencia Reforma

Monterrey, México.- Aunque la importación de gasolina por parte de privados crece mes con mes y una cantidad considerable de empresas ya cuenta con su permiso para hacerlo, el uso de éstos por parte de las compañías aún es relativamente bajo.
Al 16 de mayo habían 390 permisos de importación de gasolinas vigentes, con un monto total autorizado de 492 mil 448 millones de litros, según datos de la Secretaría de Energía.
No obstante, durante mayo los privados importaron sólo 82 millones 991 mil litros gasolina, es decir, el 0.02 por ciento de la capacidad, refieren cifras del Servicio de Administración Tributaria (SAT) y la Secretaría de Economía.
Así, aunque la importación de este combustible por privados muestra avances, la falta de infraestructura en la cadena de suministro que enfrenta el País frena la actividad.
Por ejemplo, Servicios Gasolineros de México (Oxxo Gas), que cuenta con un permiso por hasta 870 millones 525 mil litros de gasolina desde octubre de 2017, compra el 100 por ciento del combustible a Pemex.
“Bajo las condiciones que se han venido manejando en el mercado nacional, a pesar de que ya se cuenta con la posibilidad de importar combustibles, encontramos que la opción más rentable para la empresa sigue siendo Pemex y, en ese sentido, mientras no haya la infraestructura por parte de otras compañías, pues Pemex seguirá siendo la mejor alternativa”, explicó Rodolfo Moreno Rodríguez, director de Relaciones Institucionales de Oxxo Gas.
Apuntó que aunque hay algunas empresas privadas que se encuentran desarrollando proyectos de infraestructura, tanto en temas de almacenamiento como de construcción de ductos, aún falta mucho por hacer y tardarían algunos años en abaratarse los costos de importación.
“Yo creo que esto va a seguir evolucionando y quizá en un par de años ya se tengan mejores alternativas y existan mejores opciones no sólo para nosotros sino para cualquiera que esté participando en el sector”, consideró Moreno Rodríguez.