Moisés Ramírez 
Agencia Reforma

Monterrey, México.- La producción y exportación de carne de res, cerdo y pollo de México cerraron el 2017 con cifras récord.
Y además, a partir de este año Estados Unidos abrió la puerta a la carne de cerdo mexicana al reconocer que el País está libre de fiebre porcina clásica, lo que motivará su exportación hacia ese mercado.
Un análisis del Grupo Consultor de Mercados Agrícolas (GCMA), con base en cifras oficiales y estimaciones, refiere que el año pasado la producción total de estos tres cárnicos podría sumar 6 millones 460 mil toneladas, 2 por ciento más que en el 2016.
Añade que toda esa producción alcanzaría un valor 304 mil 670 millones de pesos, también récord y 13.9 por ciento más que en el 2016.
De las exportaciones, señala que, medidas en volumen, habrían crecido en conjunto 14.1 por ciento, al sumar 350 mil 700 toneladas: 212 mil de carne de res, 9.2 por ciento más que en el 2016, 135 mil de carne de cerdo y un alza de 21.1 por ciento, y 3 mil 700 de pollo, un aumento de 88.4 por ciento.
Las cifras muestran también que las exportaciones de res y cerdo habrían alcanzado los niveles más altos en términos de valor.
Las de bovino sumarían mil 182 millones de dólares (unos 22 mil 340 millones de pesos) y las de cerdo 562 millones de dólares (unos 10 mil 622 millones de pesos).
Juan Carlos Anaya, director de GCMA, explica que el crecimiento en la producción y ventas al extranjero es resultado de la mayor demanda en el mercado interno, pero también a que los exportadores están explotando nuevos mercados, principalmente de Asia.
“El sector pecuario está creciendo de manera importante, batiendo récords en producción y exportaciones, y lo importante es que los productores están abriendo nuevos mercados. Lo de Estados Unidos con el cerdo seguramente va abrir una mayor oportunidad al sector porcícola, aunque somos deficitarios con el 40 por ciento del cerdo.
“Para el consumidor en México, todo esto de la mayor producción también es bueno porque está consumiendo más proteína del producto que le alcance su bolsillo”.
Por clientes, el análisis de GCMA detalla que si bien en carne de res Estados Unidos sigue siendo el mayor comprador, el año pasado la participación de ese mercado en el total de esas exportaciones bajó de 90.3 a 88.4 por ciento, debido a que los productores elevaron sus envíos a Japón y Hong Kong.
En cerdo, Japón se mantuvo como el principal país destino de este cárnico, con el 73.2 por ciento de las ventas, seguido de Estados Unidos, con 11.5 por ciento.
Y en pollo, aunque el volumen exportado representa apenas el 0.5 de las importaciones de totales de ese cárnico, Hong Kong es el principal país destino con un 30 por ciento de esas ventas al extranjero.
Además de la carne, el análisis de GCMA refiere que el año pasado las exportaciones de reses para engorda subieron de 946 mil a un millón 202 mil cabezas, 21 por ciento más.