Tras un juego impresionante el domingo por la noche donde los Pittsburgh Steelers consiguieron una dramática victoria ante los Baltimore Ravens por 39-38, el mariscal de campo Ben Roethlisberger consiguió un récord en la NFL, al ser el primer mariscal de campo que consigue lanzar más de 500 yardas en tres partidos diferentes; antes del juego del domingo por la noche, Ben se encontraba empatado con Drew Brees en este rubro, ambos ostentando 2 partidos con más de 500 yardas, este lunes logró romper ese empate con una magnífica actuación que lideró a los Steelers para conseguir su 11ª victoria de la temporada y conseguir el título de la división norte de la conferencia americana por segundo año consecutivo.
Ante los Ravens Ben consiguió lanzar 44 de 66 completos para 506 yardas, el récord de pases completos en la carrera del dos veces ganador del Super Bowl, de esas 503 yardas, 213 fueron para su receptor Antonio Brown que consiguió establecer otro récord al recibir 136 yardas en el último cuarto del partido, para el receptor con más yardas en un solo cuarto, el partido de Roethlisberger fue impresionante sacando a Pittsburgh de una desventaja de dos posesiones con poco menos de 6 minutos en el reloj, lo que los llevó a darle la vuelta al partido consiguiendo ganar de forma sufrida, algo que ha sido común esta temporada para los Steelers.
La primera vez que superó las 500 yardas fue en 2014 ante los Colts al lograr 522 yardas y seis anotaciones en la victoria que consiguió Pittsburgh 51-24; el otro partido fue en el lejano 2004 cuando ante los Packers consiguió 503 yardas y 3 anotaciones en la apretada victoria 37-36, así Ben es el primero en la historia en conseguir esta hazaña con múltiples juegos de más de 500 yardas, una muestra de lo que tiene en el brazo Ben, seguramente un futuro salón de la fama.
Otro dato importante, es que desde 2004 año que debutó Roethlisberger, ha tenido 39 series ganadoras en los partidos, ningún otro mariscal de campo tiene más desde ese año, lo que nos habla de la capacidad del quarterback para sacar partidos en momentos importantes. Al final del juego el mariscal de Pittsburgh reconoció a todos sus receptores por las “grandes jugadas en momentos importantes”. Pittsburgh se prepara para recibir a New England el próximo domingo por el título de la conferencia americana.