Norma Zúñiga
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Los huachicoleros no dan tregua a Pemex.
La ordeña a ductos de la empresa estableció un nuevo récord mensual en marzo con mil 417 tomas clandestinas, según su último reporte.
Anteriormente febrero tenía la “corona” con mil 228 “piquetes” a los ductos de la empresa del Estado.
Eso significa que en el primer trimestre del año la petrolera sumó 3 mil 691 tomas clandestinas, es decir 36 por ciento más que las 2 mil 704 del mismo periodo del 2017.
En este lapso Puebla alcanzó el primer lugar como la entidad con mayor incidencia de este delito, pues ya suma 517 tomas, seguida por Hidalgo con 455 y Guanajuato con 415.
Veracruz también sigue entre los estados con más ordeña con 381 tomas en los primeros tres meses del año, seguido por Jalisco, el cual alcanzó las 335, por encima de las 307 de Tamaulipas.
Desde el año pasado la ordeña a ductos de Pemex ha ido al alza, pese a las estrategias implementadas por la empresa de la mano de autoridades federales, estatales y municipales.
Sólo en el 2017 Pemex sumó 10 mil 363 tomas clandestinas, lo cual le ocasionó pérdidas anuales por 30 mil millones de pesos.
Un año antes, en 2016 había registrado 6 mil 873 tomas clandestinas.
Pemex señaló que en 2017 logró recuperar 22.6 millones de litros de hidrocarburos, contra los 13.1 millones de litros que recuperó en 2016.