Omar Alejandro Lozano Mendoza 
Agencia Reforma

CDMX.-La Fiscalía General de Justicia de Guerrero implicó con grupos criminales a Germain Muñiz García, uno de los sacerdotes ejecutados el lunes en la carretera Taxco-Iguala.
El Fiscal Xavier Olea aseguró, en conferencia, que el cura fue identificado como integrante de un grupo criminal que opera en las regiones Norte y Centro de Guerrero, y que fueron miembros de una agrupación rival, originaria del Edomex, los que lo asesinaron.
“Las hoy víctimas acudieron a la población de Juliantla, Municipio de Taxco, a un baile donde hubo jaripeo y amenizó el grupo “Bronco”, y al que acudieron muchas personas de diversos grupos delictivos, tanto de Guerrero, como de Morelos y Edomex.
“De los antecedentes investigados, se desprende que el sacerdote Germain Muñiz García fue fotografiado portando un arma de fuego de grueso calibre y en compañía de hombres fuertemente armados”, describió el funcionario.
Según el relato de la Fiscalía, hubo dos circunstancias que provocaron la ejecución de los curas: una, que durante el baile se generó un conflicto; y otra, que el grupo delictivo del Edomex ubicó al padre Germain como integrante de una agrupación rival de Guerrero.
Tras el ataque a los prelados los homicidas se trasladaron en dirección a Ixtapan de la Sal, en el Edomex.
Durante la misa de cuerpo presente del cura Muñiz García, el Obispo Salvador Rangel, de la diócesis de Chilpancingo-Chilapa, sostuvo que el asesinato de los sacerdotes es una muestra de la inseguridad que existe en el País y en la entidad, y que el gobierno no hace nada para frenarla.

¡Participa con tu opinión!