Con toda la intención de recortar distancia con los líderes de su categoría, el equipo Imperplas realizó su partido del domingo pasado al enfrentarse al siempre difícil cuadro del Lanceros en la categoría Élite de la Liga de de Futbol Aguascalientes.
En efecto, los jugadores del equipo propiedad de Ismael Hernández acudieron a su compromiso dominical con una sola idea en la cabeza: obtener el triunfo. Y la verdad no era fácil pues los muchachos dirigidos por Willy Andrade se caracterizan por practicar un futbol de mucho nivel y por ello, a los del Imperplas, no les fue muy fácil sacar adelante el compromiso. El juego se programó a las 8 de la mañana en el campo 2 de Pasto en Rollo y a pesar de lo temprano, los jugadores acudieron puntuales a su compromiso. El juego fue mucho muy cerrado, los equipos desarrollaron una férrea lucha por apoderarse de las acciones y ni uno ni otro daban cuartel, el balón no era dominado completamente por ninguno de los equipos. Las zonas bajas de ambos cuadros estaban muy bien acomodadas lo que ocasionó que hubiera pocas llegadas con opción de gol. Los aficionados que en un número regular acudieron a presenciar el partido, no veían mucha emoción en las jugadas, más bien los equipos jugaban de manera muy defensiva. Y así terminó el primer tiempo empatados a cero goles. En la segunda parte las acciones siguieron igual: mucha lucha en el medio campo pero pocas llegadas a las porterías. Los equipos se cuidaban demasiado y no deseaban ser sorprendidos. Sin embargo, al minuto 71 el Lanceros tuvo un descuido en su zaga defensiva lo cual aprovechó a la perfección Julio Villareal que sin pensarlo mucho, lanzó un potente tiro en los linderos del área grande para dejar sin oportunidad al guardameta del Lanceros y conseguir el gol que a la postre le daría su primer victoria a Imperplas. El árbitro William García cumplió buen trabajo auxliado por Cesar García y el decano del arbitraje José Luis Covarrubias. No hubo jugadores reportados.