En respuesta a la queja de algunos ciudadanos, pide el presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Aguascalientes, José Asunción Gutiérrez, que se eliminen los impedimentos para el matrimonio de personas con enfermedades de transmisión sexual como VIH. Por tal motivo, el organismo que encabeza emitió una Recomendación General dirigida al Registro Civil y al Congreso del Estado.
En ella, se recomienda a los integrantes de la Comisión de Derechos Humanos del Congreso del Estado, que modifiquen la ley con la derogación de la fracción VII del Artículo 153 del Código Civil del Estado y que realicen las acciones necesarias para reforzar una legislación antidiscriminación que garantice los derechos de todos.
El ombudsman considera que la negativa de matrimonio por parte del Registro Civil del Estado con base en la legislación civil hacia las personas que padecen alguna enfermedad de transmisión sexual, como pudiera ser el Virus de Inmunodeficiencia Humana, por parte de alguno de los contrayentes o ambos, violenta el derecho de igualdad y no discriminación por condición de salud.
Respecto a la Recomendación General 4/2018, Gutiérrez Padilla aclaró que “esta medida no pretende omitir la obligación de la realización de los estudios médicos prematrimoniales, sino que una vez que los interesados hayan conocido los resultados, tomen una decisión informada sobre si contraen o no matrimonio con esa persona”.
SIN ATENCIÓN MÉDICA. Más tarde, se informó que luego de que el Observatorio de Violencia Social y de Género de Aguascalientes hiciera del conocimiento de la CEDHA que una mujer se encontraba sin recibir atención médica tras haber perdido a su bebé en las inmediaciones del Centro Comercial El Parián, dicha instancia hizo el reporte de inmediato al 911 y personal del área de Visitaduría acudió para obtener información de los hechos, acompañar y auxiliar a la mujer, asegurando que recibiera la atención médica adecuada y le fueran respetados sus derechos humanos de salud e integridad.
“Ante hechos como éste, no se pueden hacer juicios sumarios cuando no se tiene la información; es un evento traumático para cualquier mujer, lo que nos lleva a reconocer que ninguna madre puede ser indiferente ante una vicisitud de esta naturaleza; este organismo se preocupa por asegurar el respeto a su dignidad y privacidad personal”, fue la postura que fijó la Comisión Estatal de Derechos Humanos en la entidad.