Las redes sociales se han convertido en un campo de cultivo para la comisión de delitos en diversas modalidades, mismos que se pueden prevenir cuando hay información adecuada, señaló el secretario de Seguridad Pública del Estado, Porfirio Sánchez Mendoza.
Reconoció el impacto de la tecnología como una herramienta de socialización mundial cuando hay uso adecuado de la misma, pero es innegable que mal utilizada, como ocurre en amplios sectores de la sociedad, puede generar graves daños.
Y es que el abuso a través de los dispositivos electrónicos, así como recibir o compartir información en detrimento de terceros, no sólo genera daño moral contra las víctimas, sino también consecuencias legales para quien ha obrado mal.
Advirtió al respecto que una denuncia presentada por la difusión de información que afecte a terceras personas, como pueden ser en este caso los compañeros de clase, puede llegar a una sanción corporal, es decir, su ingreso al Centro Estatal para el Desarrollo del Adolescente.
En ese sentido, informó que a través de la división de Policía Cibernética, la SSPE se ha abocado a impartir pláticas de información y asesoría que hasta el momento han llegado ya a cerca de dos mil menores de edad en escuelas.
Se llevan principalmente a adolescentes, para brindarles información sobre delitos cibernéticos comunes como sexting o ciberbullying, así como las sanciones que se pueden aplicar a los infractores.
La finalidad es erradicar este tipo de actividades que lamentablemente se replican, lo cual ha generado una honda preocupación entre la sociedad y por supuesto al seno de la corporación, agregó.
Sánchez Mendoza estimó que, al concientizar a los jóvenes de los alcances de esas conductas, ellos mismos replican la información al interior de las familias y entre los grupos de su entorno inmediato, para lograr una convivencia armónica y segura para todos.
Explicó que las pláticas se realizan de manera dinámica que despierta el interés de los estudiantes, quienes desconocen las medidas de seguridad que pueden aplicar para proteger su información y la de sus familiares o amigos.
Subrayó que estas acciones se mantendrán de manera permanente con la intención de llevar esta información a este sector de la población que es el más vulnerable, asimismo exhortó a los padres de familia a involucrarse más con sus hijos y supervisar los contenidos a los que acceden o publican en internet y las redes sociales.