La tala de árboles y la colocación de planchas de concreto por doquier contribuyen al incremento en la temperatura en el estado, así lo señaló la presidenta de Movimiento Ambiental de Aguascalientes, María Guadalupe Castorena Esparza, al destacar que las pequeñas acciones locales tienen un efecto global en el medio ambiente.

La activista social señaló que en Aguascalientes ha incrementado en los últimos años la temperatura, lo cual es notorio cuando se pasa de lugar arbolado a otro donde hay una plancha de cemento. “Se va a sentir en el entorno directo un aumento de temperatura. Y si eso se multiplica por metros o kilómetros, pues obviamente sí va a haber una afectación”.

Asimismo, dijo que también se tiene el efecto invernadero que se provoca en la ciudad derivado de la contaminación de residuos y partículas que se liberan al ambiente, lo cual genera una capa que deja entrar la luz solar, pero al momento de que quiere salir la temperatura, ya no se puede, lo cual implica el aumento en el clima; situación que se ha experimentado últimamente en Aguascalientes, al registrarse más días regulares que días buenos en cuanto a la calidad del aire. “Hay más partículas suspendidas, lo que puede llegar a hacer esta capa que se le llama efecto invernadero, que hace que la temperatura aumente, o sea, entran los rayos solares, pero al momento de que se quiere irradiar un poco la temperatura, pues aquí se queda”.