Staff / Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO  20-Sep .- El entrenador de Cruz Azul, Paco Jémez, que fue una de las personas que ayudó a cargar víveres en el centro de acopio de la Plaza México, relató su impresión por la solidaridad de los mexicanos tras el sismo del martes pasado.

 “La ciudad es un hervidero de gente, todo el mundo va a un sitio, va a llevar, va a comprar, va a ayudar. Es una delicia ver que dentro de una desgracia tan grande como esta hay un pueblo mexicano que está dando una imagen de solidaridad y unión espectacular.

 “Si hubieras podido verlos trabajar, ¡cómo llega la gente! Traen comida y se van y vuelven a llegar pequeños, grandes, ancianos, mujeres, hombres, es espectacular ver cómo se puede unir un pueblo en una tragedia tan grande”.

 Jémez relató que iba con la idea de entregar víveres y medicinas, pero al ver a la gente trabajando y se necesitaba tanta ayuda que decidió unirse.

 “No sólo hay mexicanos, lo bonito es que hay de todo, me tocó estar codo con codo con un inglés al que no le entendía nada, pero tampoco había mucho por entender. Dentro de la tristeza que te da que un país sufra una cosa así es una experiencia espectacular. Trabajando un montón de horas, ya ni sé cuántas horas llevo, para que los suministros lleguen a donde se necesiten.

 “Vamos a seguir ayudando, aquí la noche va a ser larga”.

 El Cruz Azul de Jémez iba a jugar ante América el martes 19 de septiembre, pero tras el sismo de 7.1 grados en la Escala de Richter, que golpeó a varios estados y a la Ciudad de México, el partido de los Octavos de Final de la Copa MX se canceló, mismo que la Jornada 10 del Apertura 2017.

 El estratega español también manifestó que espera que ya no haya otro sismo porque ve muy dañados varios edificios.

 “Que nos dé un respiro”, dijo, agregando que nunca había vivido un sismo.

 “Es la situación más tensa que he vivido en mi vida”.

En el tema deportivo, Cruz Azul canceló su entrenamiento de hoy debido a que varios futbolistas le solicitaron a Paco Jémez permanecer con sus familias.

Entrenamos mañana por la mañana. Hoy íbamos a entrenar por la tarde pero me llamaron algunos jugadores que estaban muy asustados”, relató el técnico a la radiodifusora española Onda Cero.

“Yo intuía que no iba a haber Liga porque no podía ser de otra manera. El entrenamiento de hoy lo pasamos para mañana para que los jugadores pudieran estar con su familia”.

¡Participa con tu opinión!