Érika Hernández 
Agencia Reforma

QUERÉTARO, Querétaro.- México nada en ríos de ilegalidad, pero no es sólo porque las autoridades no hagan cumplir las leyes, sino que los ciudadanos no están dispuestos a acatarlas.
Así lo afirmó el presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Luis María Aguilar, quien insistió en que el principal enemigo de la Constitución es su incumplimiento.
“Se ha afirmado que el ‘País nada en ríos de ilegalidad’. No es sólo que las autoridades no hagan cumplir las leyes. Es que los ciudadanos tampoco están dispuestos a acatarlas.
“O como decía Héctor Aguilar Camín: la falta de respeto a la ley está incrustada en el corazón de las creencias ciudadanas”, apuntó.
Durante la conmemoración del 101 aniversario de la Carta Magna, el ministro calificó como alarmante que la Encuesta Nacional de Cultura Constitucional revele que el 84 por ciento de los mexicanos considera que la Constitución se cumple poco o nada.
“También los ciudadanos debemos estar conscientes de que cumplir con la ley, con nuestros deberes, favorecen la paz social.
“Exigimos, sí a la autoridad, el cumplimiento de la ley, pero también seamos nosotros como ciudadanos conscientes de cumplir nuestra obligaciones”, advirtió.
No cumplir la ley, aseveró, es provocar el desorden, es mentir a la sociedad, es permitir que se haga abuso del poder legal o de facto, es creer que en la corrupción o el engaño se puede tener paz.
“Por ello, no es posible pensar que vamos a triunfar sobre la injusticia y la corrupción si no se tiene claro que el respeto a la ley es el respeto a nosotros mismos”, agregó.
Demandó a servidores públicos y ciudadanos cumplir la Constitución para que el culpable no quede impune o simplemente para que en el País impere la confianza.