Ignora funcionaria neutralidad de Videgaray

Isabella González
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Aunque el Canciller Luis Videgaray instruyó a los miembros de la diplomacia mexicana ser neutrales ante el proceso electoral, la directora del Instituto Cultural de México en España, Susana Pliego, se tomó una fotografía con su voto a favor de José Antonio Meade.
La imagen, que circuló en Internet, muestra a la consejera cultural de la Embajada de México en España con su boleta, cruzado el nombre del candidato priista a la Presidencia de la República.
En enero de este año, durante la Reunión de Embajadores y Cónsules de México, el Secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray, llamó a los diplomáticos a ser neutrales e imparciales ante las elecciones del 1 de julio.
“Si bien como ciudadanos mexicanos tenemos derecho pleno a preferencias políticas y militancias, como miembros de la diplomacia mexicana, nuestra obligación legal y moral es a la absoluta neutralidad”, aseveró el funcionario en el discurso inaugural de la reunión.
“Por eso los instruyo a mantener la más estricta neutralidad e imparcialidad con respecto al proceso electoral 2018. Nosotros, nuestro trabajo, lo que nos compete es ser estrictamente neutrales”, añadió.
Además, en febrero pasado, la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) publicó los lineamientos para el proceso electoral 2018, donde se les recuerda a los miembros del Servicio Exterior Mexicano que deberán abstenerse de incurrir en conductas de naturaleza partidista o electoral incompatibles con el desempeño de su función pública, y de realizar declaraciones que comprometan los intereses del país.
Los lineamientos detallan que en eventos de carácter oficial, los funcionarios deben abstenerse de realizar cualquier acto o declaración que implique o pueda interpretarse como la exaltación o promoción del gobierno o administración actual; su promoción o la promoción de un tercero para ocupar un puesto de elección popular; el fomento del voto a favor o en contra de cualquier persona o partido, o para incidir, de cualquier manera, en el proceso electoral.
Mientras que en eventos de carácter privado tendrán que evitar cualquier acto o declaración que implique o pueda interpretarse de la misma forma.