Agentes del Grupo Homicidios de la PME ya tendrían identificados a los autores del fallido intento de ejecución que se registró el pasado domingo por la noche en el Infonavit IV Centenario.
Aunque su identidad no fue revelada para no entorpecer las investigaciones, se informó que el móvil fue la disputa entre dos grupos de la delincuencia organizada por el control y la venta de drogas.
Fue el domingo a las 22:30 horas, cuando dos individuos vestidos de negro llegaron a un departamento ubicado en la calle Andador Pedro Parga, en el Infonavit IV Centenario. En ese lugar vive la víctima identificada como Luis Fernando, de 33 años, quien escuchó que alguien le “silbaba” desde la calle.
Al asomarse para ver de quién se trataba, repentinamente fue atacado a balazos por los sicarios, para después darse a la fuga.
Al lugar de la agresión arribaron policías preventivos del Destacamento “Morelos” y policías estatales, además de una ambulancia de la Coordinación Municipal de Protección Civil, a bordo de la cual el herido fue trasladado a recibir atención médica, ya que presentaba tres impactos de bala.
Aunque se implementó un operativo por la zona, no se logró dar con la captura de los agresores. Más tarde acudieron agentes del Grupo Homicidios de la PME y personal de la Dirección de Investigación Pericial, quienes localizaron varios casquillos percutidos calibre 9 mm.
LA NARCOMANTA.- Por otra parte, de acuerdo a las investigaciones que realizan agentes del Grupo Homicidios de la PME, se estableció que el hombre que fue ejecutado a balazos el lunes por la madrugada, en su domicilio ubicado en la calle 24 de Diciembre, en la colonia Ex Ejido Ojocaliente, es una de las personas que fue amenazada en las narcomantas que fueron colgadas por integrantes del CJNG el miércoles de la semana pasada, en los puentes peatonales del Blvd. José María Chávez y la carretera federal No. 70 Oriente.
La víctima resultó ser un joven identificado como Carlos, alias “El Chango”, de 24 años. Lo anterior es la principal pista que tienen los agentes de la FGE para dar con el paradero de los sicarios.