La Fiscalía General del Estado logró identificar mediante sus huellas dactilares y una ficha criminal, el cadáver del hombre que fue asesinado a golpes y que posteriormente fue quemado para borrar cualquier evidencia y dificultar su identificación.
Son varias las líneas de investigación en las que trabajan los agentes del Grupo Homicidios de la PME, una de las cuales podría estar relacionada con la delincuencia organizada.
La víctima fue identificada como Ignacio, de 42 años.
Esta persona contaba con antecedentes penales por el delito de robo y por delitos contra la salud.
Fue el pasado miércoles 22 de agosto por la tarde, cuando unas personas que buscaban plantas medicinales en un predio, encontraron el cadáver de dicho sujeto.
A unos 300 metros de la carretera estatal No. 69 que conduce al poblado de Coyotes, se localizó a un hombre tirado boca-abajo, con los brazos extendidos en forma de cruz y quemado.
En la nuca presentaba un fuerte golpe en la cabeza, que a la postre fue lo que le provocó la muerte.