Ya fue identificado por sus familiares el cadáver del joven que murió aplastado por una pipa cargada con 30 mil litros de leche que cayó sobre el automóvil que conducía.
La víctima mortal de este accidente se llamaba Abel, de 26 años y vivía en el fraccionamiento Misión de Santa Lucía.
Al momento de los hechos, conducía un coche Versa, color rojo con placas de circulación ADW-879-A de Aguascalientes.
El joven murió aplastado al caerle encima una pipa de un tráiler marca Kenworth, color azul y placas de circulación 85A-B2M del SPF, que previamente se vio involucrada en un choque por alcance contra otro automóvil VW Bora, color blanco y matrícula ZHE-910-A de Zacatecas.
La tragedia se registró el pasado sábado a las 21:35 horas, en la carretera federal No. 45 Norte, a la altura del kilómetro 15+900, casi frente a la gasolinera Santa Fe y poco antes del entronque con la carretera a Valladolid.
Cabe destacar que el chofer del tráiler que provocó la tragedia se dio a la fuga, por lo que no fue identificado.