Lorena Corpus
Agencia Reforma

MONTERREY, N. L.- El plagio que sufrió el equipo de producción de «Cleopatra Metió la Pata» el martes, fue una amenaza directa al elenco, pues el grupo delictivo que interceptó al tráiler de la obra no querían ningún tipo de espectáculo en Reynosa.
Omar Suárez, productor de la comedia teatral, confirmó los hechos y señaló que se dio un rescate para que dejaran en libertad a las personas que fueron detenidos con el vehículo, sin especificar cantidades.
“Parte de este rescate se dio, inmediatamente se volvió a movilizar el camión, los dejaron libres, pero les advirtieron que no podían entrar a Reynosa”, dijo Suárez sobre la obra que encabezan Maribel Guardia, los Mascabrothers, Luis del Alba y Ninel Conde.
“Que era una amenaza que le estaban haciendo directamente al elenco. No querían que se presentara ningún tipo de espectáculo en Reynosa y que, de presentarse, afrontarían que iban a balacear a los actores y demás”.
Como producción, indicó, decidieron no correr ese riesgo y suspendieron la presentación.
“Amenazaron también con incendiar el tráiler si intentábamos entrar a la ciudad, y decidimos suspender la presentación y seguir adelante con nuestra gira a partir del viernes 23 en Veracruz”.
Aunque se dijo de manera extraoficial que se pagaron 5 millones de pesos por el rescate, Suárez descartó la versión e indicó que no podía dar más información, pues todo está bajo investigación.
“Íbamos de Monclova hacia Reynosa, pasamos por Monterrey. Se traslada siempre primero la producción, la escenografía y equipo para realizar la función.
“Al llegar al Libramiento de Reynosa, para entrar a la ciudad, fue interceptado el tráiler, revisado e inmovilizado, y las personas que tenían este retén, que desconocemos quiénes son y de dónde, golpearon a la gente que iba, y después pidieron un rescate para regresarlos”, explicó.
Cuando se dio el pago, el personal y equipo de producción fueron puestos en libertad.
“Se llevaron parte de la carga del tráiler”, afirmó Suárez. “Yo quiero pensar que la intención es que no se presenten espectáculos en la ciudad de Reynosa”.
El productor indicó que este tipo de situaciones ocasionan pérdidas para la obra.
“Es la primera vez que nos pasa esto, nunca habíamos tenido una experiencia así. Nos da tristeza porque el público había reaccionado muy bien, porque ya estaba vendido el evento, creo que íbamos al Teatro Reynosa”.
El productor aseguró que no hay mala suerte, porque el público ha respondido muy bien en taquilla.
La obra ha realizado alrededor de 40 funciones, y todavía le falta visitar Veracruz, Mérida, Cancún e iniciar una temporada en la Ciudad de México.

ASI LO DIJO
“Era una amenaza que le estaban haciendo directamente al elenco. No querían que se presentara ningún espectáculo en Reynosa y que, de presentarse, afrontarían que iban a balacear a los actores”.
Omar Suárez, productor