José de Jesús López de Lara

Un alcoholizado sujeto estuvo a punto de provocar una tragedia, ya que al tratar de escapar de agentes del Grupo de Operaciones Especiales GOES de la Policía Preventiva, provocó una peliculesca persecución que se prolongó desde el Bulevar Miguel de la Madrid hasta los límites del municipio de Jesús María.
Durante ese lapso, el cafre se pasó varios semáforos en rojo y estuvo a punto de provocar un trágico accidente.
La intensa movilización policiaca se registró el miércoles por la noche, cuando inicialmente, policías preventivos del Grupo GOES detectaron que sobre el Blvd. Miguel de la Madrid circulaba en dirección de sur a norte, un automóvil Honda Negro, sin placas de circulación y con vidrios polarizados, mismo que lo hacía en los carriles contrarios a la circulación original, que es de norte a sur.
Por tal motivo y para evitar que provocara un accidente, los oficiales decidieron darle alcance y le pidieron al conductor que detuviera la marcha, pero el ebrio sujeto hizo caso omiso a las indicaciones y aceleró la marcha rumbo al municipio de Jesús María.
De inmediato varias patrullas del Grupo de Operaciones Especiales fueron en su persecución, pasándose la luz roja de los semáforos y poniendo en peligro a los automovilistas.
Al arribar al cruce con la avenida Paseo del Molino, el sospechoso dio vuelta hacia su izquierda y colisionó contra un coche que se desplazaba con dirección de norte a sur. A pesar de ello no detuvo la marcha y siguió con su fuga con rumbo al poniente.
A pesar de que los policías preventivos le indicaban que detuviera la marcha, el conductor hizo caso omiso y a punto estuvo de provocar otro accidente al pasarse la luz roja del semáforo ubicado en el cruce con la avenida Eugenio Garza Sada, para continuar con su escape sobre la terracería de Las Lomas de Rincón del Pilar.
Fue unos 100 metros más adelante donde perdió el control y fue a impactarse contra una cerca de alambre, para finalmente terminar chocando contra un surco y un montículo de tierra.
Debido a ello, el ebrio conductor identificado como Emmanuel Obed, de 24 años, resultó lesionado al golpearse la cabeza contra el parabrisas y el volante.
Los policías preventivos tuvieron que rescatarlo, debido a que la puerta quedó atorada.
El alcoholizado sujeto se dijo muy influyente y amenazó con cesar a los policías preventivos que lo arrestaron. Emmanuel Obed fue trasladado a la Dirección de Justicia en el Complejo de la SSPM, donde le fue aplicada la prueba de alcoholemia que resultó positiva.
Más tarde, arribó un familiar que pagó una multa que le fue fijada por el Juez Calificador para obtener su libertad.
Cabe destacar que el 27 de diciembre del 2014, dicho sujeto fue detenido a las 04:00 de la madrugada, cuando conducía alcoholizado un vehículo y estuvo a punto de provocar un accidente en la avenida López Mateos y esquina con la calle Cosío, en la colonia El Llanito.

¡Participa con tu opinión!